Los ayuntamientos y juntas vecinales no tendrán penalización por retrasos en los planes de obras

Vista de la sesión de este miércoles en el Palacio de los Guzmanes. /NB
Vista de la sesión de este miércoles en el Palacio de los Guzmanes. / NB

120 juntas vecinales tendrán una nueva oportunidad para optar a las ayudas de obras para 2020

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

«El dinero que viene a través de la institución provincial pertenece a los ayuntamientos de 20.000 habitantes y para ellos tiene que ser». Esta es la justificación en la que basó el vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, la propuesta de acabar con las penalizaciones en los retrasos de los planes de obras.

De esta forma, todos los grupos apoyaron modificar la ordenanza por la que todo aquel que entrega fuera de plazo pierde el 20% de la ayuda.

«Nos estamos encontrando con que es un disparate», señaló Llorente durante la sesión ordinaria de este miércoles en el Palacio de los Guzmanes, asegurando que «camos a pedir un cambio en la ordenanza para que no tengan que devolverlo y menos con intereses». Ahondando en la cuestión, el también alcalde de Cabreros estimó que «la modificiación significa que las obras tengan que ser ejecutadas sin tener que devolver parte por estar fuera de plazo, nunca que su propio dinero tenga que ser devuelto con intereses».

Por otro lado, el pleno dio luz verde a una modificación gracias a la que cerca de 120 juntas vecinales podrán contar con una nueva oportunidad para acceder a los planes de obras del bienio 2019-2020 tras haber quedado fuera por no entrar en plazo o no presentarse.

Esta nueva partida de presupuestos permitirá que las juntas vecinales «no estén tres años sin obras», como matizó Llorente.