La Asociación Leonesa de Amigos del Ferrocarril apoya el proyecto de vía verde para el tren burra

La iniciativa puesta en marcha por las Diputaciones de León y Valladolid, es respaldada por el colectivo de más de 400 socios | Se crea un grupo de trabajo dentro de la asociación, para participar y colaborar en el asesoramiento para el desarrollo del proyecto

LEONOTICIAS

Los amigos del ferrocarril de León, apoyan a ambas instituciones en un objetivo turístico e histórico relacionado con el ferrocarril. El trazado del antiguo tren de vía estrecha desmantelado, se presenta como la autopista León-Valladolid para los ciclistas y caminantes, que servirá para conectar a nivel interior las poblaciones entre sí, pero también conectar a estos pueblos y ciudades con la red de vías verdes existente en España. El recorrido permite un lanzar una oferta hacia los colectivos de aficionados al cicloturismo y patrimonio ferroviario españoles, europeos, y de otras partes del mundo que se desplazan para hacer dichos itinerarios.

Supone para ALAF un acierto en cuento elemento generador de turismo y empleo, recupera la historia, y unión de poblaciones y gentes. Desde el inicio la Diputación de León ha estado en contacto con ALAF, y en fechas recientes también se ha podido trasladar el apoyo a la Diputación de Valladolid.

La iniciativa permite recuperar no solo la traza, sino poner en valor los edificios, casillas de guarda barreras, recuperar los pasos sobre los cauces y ríos, algunos de ellos en peligro de desaparecer, otros en mal estado y otros, como la estación de Valencia de Don Juan, con una conservación afortunada. Ello genera no solo empleo en el momento de la construcción de la infraestructura sino lo que es más importante, asienta un trazado turístico por tierra de campos, que para los turistas centroeuropeos supone un reclamo relevante por la diferencia de paisaje, frente a los que ellos disfrutan en sus países.

ALAF creará un grupo de trabajo formado por personas conocedoras de otras rutas verdes, aficionados al ferrocarril y al ciclismo, que portarán a las administraciones lo que precisen de su experiencia, sumando de este modo su apoyo a un proyecto tan ilusionante.

ALAF considera un acierto que las administraciones lideraren por fin un proyecto que llevaba años pendiente de convertirse en realidad, que potencia la historia ferroviaria y favorece al mundo rural en la meseta norte. Unir las poblaciones de León y Valladolid volverá a ser realidad, por bici como ya lo estuvieron en su día por el camino de hierro de vía estrecha.