Peñacorada, fomentando el talento

Los alumnos del Peñacorada durante una de las clases/
Los alumnos del Peñacorada durante una de las clases

El Colegio Peñacorada de la capital leonesa ofrece una educación personalizada, integral y de calidad para los hombres y mujeres del mañana.

SANDRA SANTOS

Formar a los líderes del mañana es el objetivo fundamental del Colegio Peñacorada. Esta institución lleva trabajando casi dos décadas para lograr la excelencia educativa de sus alumnos, basada en una sólida formación académica, humana y cristiana, logrando crear buenas personas y buenos profesionales.

Su camino para conseguir este objetivo comienza desde una edad muy temprana con la inclusión desde este año del Método Montessori, una gran apuesta del centro, que por el momento sólo se imparte de 0 a 3 años. Ahora mismo tenemos una clase con 26 alumnos en la que junto con una guardería es la única que imparte Método Montessori como tal en la ciudad. El método está muy centrado en la autonomía del alumno, le da mucha importancia a la vida activa. Tratamos de desarrollar mucho los sentidos de todos nuestros niños y niñas, de respetar el desarrollo madurativo de los mismos. Al final lo que nosotros buscamos es formar líderes, asegura Alejandro Saurina, director de Infantil y Primaria.

Metodología innovadora que se complementa con el uso de las nuevas tecnologías. Los alumnos del Colegio Peñacorada ya son nativos digitales por lo que pretenden sacar el mayor provecho a este conocimiento adquirido con la incorporación de Ipads en todos los cursos de primaria y secundaria. Una metodología que pretende que los alumnos se ayuden los unos a los otros en un proceso de retroalimentación, consiguiendo de esta manera un gran nivel de unidad, un sentimiento de pertenencia y una solidaridad a la hora de conseguir objetivos comunes. Este año hemos introducido el Ipad pero no queremos que deje de ser eso, una simple herramienta. Queremos que nuestros alumnos lo vean como algo para trabajar y no algo con lo que ellos pueden estar jugando o sea su método de distracción sino que sea su herramienta de trabajo día a día, afirma Saurina.

Trabajo diario y personalizados destinado a fomentar el talento desde la más tierna infancia, de la mano del departamento de orientación académica. Una manera de atender a los alumnos de una manera individualizada. Rocío Panizo es la directora del departamento y afirma que lo que queremos es ir de la mano de los profesores, de los padres y de los alumnos para llegar siempre antes para que no tengan dificultades en su aprendizaje y no sólo en su aprendizaje sino en su desarrollo como personas. Ellos sienten que apuestas por ellos, se sienten que aquí son únicos, se sienten receptivos porque van mejorando, van alcanzando sus metas, van haciendo realidad sus sueños. Porque lo que nos importa es la persona con su familia.

Un nexo de unión entre el colegio y las familias que se complementa con la figura del mentor. En el Colegio Peñacorada conocer a su alumnado es fundamental. Crear un vínculo de confianza entre el alumno y profesor para que puedan lograr alcanzar las metas académicas y personales que se propongan.

El Colegio Peñacorada posee además el novedoso proyecto Work Experience. A través de convenios con empresas, los alumnos disfrutan de una experiencia real en aquello en lo que desean trabajar. Lo que pretenden es que lleguen a un trabajo, comprueben qué es y vean realmente si es lo que les puede llamar, lo que les puede llenar el día de mañana, intentamos que cada uno sepa en qué quiere trabajar, como comenta Félix González, profesor de Economía desde hace más de ocho años y tutor del centro.

Una visión de futuro que se complementa con el Bachillerato Dual, en una apuesta clara por la proyección internacional de sus alumnos. Y así lo afirma Alejandro Saurina, nuestros alumnos pueden simultanear estudios del Bachillerato español con el Bachillerato americano. Por esta importancia que le damos a la formación en idiomas.

Uno de los puntos fuertes del centro reside el cuidado de todos sus alumnos y en especial de aquellos con altas capacidades que actualmente cursan en la institución. La excelencia de sus alumnos es lo que ha llevado al Colegio Peñacorada a implantar un programa de detección de talentos a través de un test para determinar la precocidad intelectual e intentar crear una adaptación personalizada del plan de estudios.

Un plan de estudios que se complementa con el Conservatorio Oficial de música en el que acogen tanto a alumnos del colegio como de fuera de la institución. Desde piano, oboe, flauta travesera, violín, guitarra y acordeón y con la posibilidad de ser cursarlo de manera libre.

Una educación integral, de éxito, personalizada e innovadora que fomenta las relaciones humanas para crear a los verdaderos profesionales del futuro.

 

Fotos