Virginia Barcones aboga por afrontar la lucha contra la despoblación desde un pacto de Estado

El nuevo subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, saluda a su predecesora, Helena Caballero, junto a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones./Chacón
El nuevo subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, saluda a su predecesora, Helena Caballero, junto a la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones. / Chacón

La delegada del Gobierno en Castilla y León espera que el resto de las administraciones se sumen a la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico aprobada por el Gobierno

ICAL

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, abogó este martes por afrontar la lucha contra la despoblación desde un pacto de Estado y se mostró convencida de que el resto de las administraciones se sumarán a la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

Barcones, que realizó estas declaraciones tras el acto de toma de posesión de Emilio Álvarez como nuevo subdelegado del Gobierno en Valladolid, aseguró que de forma transversal, todas las administraciones deben asumir un compromiso para volver a reequilibrar en España territorio y población.

«Los territorios despoblados necesitamos el impulso de las administraciones públicas e inversiones para poder desarrollar las enormes potencialidades que tenemos, empezando por nuestro capital humano y por todos los recursos naturales, medioambientales y culturales. Tenemos mucho potencial pero hay que transformarlo en oportunidades», afirmó.

La delegada también explicó que esta Estrategia Nacional frente al Reto Democrático tendrá que pasar por la Conferencia de Presidentes, «donde se tendrán que asumir los compromiso», e igual que ocurrirá con los ayuntamientos a través de la Federación Española de Municipios y Provincias. «Creo que vamos por la buena senda. El trabajo en los últimos meses ha sido muy intenso, pero no podemos perder tiempo», aseveró.

Además, en su discurso durante el acto de toma de posesión de Emilio Álvarez, Barcones recalcó que el principal problema al que se enfrenta Valladolid y también Castilla y León es la despoblación y aseguró: «Los poderes públicos deben posibilitar que los ciudadanos vivan mejor y para eso todos debemos tener los mismos derechos a la hora de acceder a los servicios que se le demanda a esta España del siglo XXI».

A su vez, también se refirió a la manifestación de 'La Revuelta de la España Vaciada', donde Castilla y León se dejó escuchar en Madrid junto con otros territorios que sufren el mismo problema, e insistió que aunque las cifras son preocupantes, hay que «ser capaces de revertirlas porque está en juego el futuro de la Comunidad». Incluso, se atrevió a decir que también el de una España «vertebrada tal y como se conoce hoy».

En este sentido, indicó que el Instituto Nacional de Estadística pronostica que la provincia de Valladolid perderá 27.000 habitantes en los próximos 25 años y que más de 110.000 personas nacidas en esta provincia están empadronadas en otras comunidades.

En su intervención, Barcones también resaltó la experiencia de Emilio Álvarez, al que agradeció que aceptara este nombramiento «cuando ya estaba pensando en la jubilación». Además de un «entrañable compañero», también se refirió a Álvarez como un «reconocido servidor público y una excelente persona».