Verónica Casado asegura que los consejeros del PP conocían los pormenores del proyecto piloto de asistencia sanitaria de Aliste

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, llega al Pleno de las Cortes. /Gabriel Villamil
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, llega al Pleno de las Cortes. / Gabriel Villamil

La titular de Sanidad ha afirmado que la iniciativa «está contada en el Consejo de Gobierno» y reconoce en las Cortes que «el ruido de fondo (con la sanidad) no es bueno para nadie»

S. ESCRIBANOValladolid

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha señalado en los pasillos de las Cortes que el proyecto de centro de salud agrupado que de forma piloto se probará en la comarca zamorana de Aliste no es una iniciativa desconocida en el seno del Gobierno autonómico que preside Alfonso Fernández Mañueco. Tampoco para los consejeros del PP. «Está contado en el Consejo de Gobierno», ha asegurado la doctora Verónica Casado, tras responder a varias preguntas de procuradores socialistas en la sesión de control a la Junta del pleno de las Cortes.

Casado ha remarcado el carácter «piloto», de estudio de funcionamiento y valoración posterior de la experiencia, del proyecto que ha suscitado la polémica. De la iniciativa ha apuntado que se basa en la petición de cita previa, lo que permitirá al personal sanitario valorar qué atención requiere cada paciente, y que conllevará, de seguir adelante, una reordenación farmacéutica y de transporte público. «Pretendemos que los médicos estén localizables en un horario más amplio del que prestan ahora en esos consultorios y que los ciudadanos accedan a consultas los cinco días de la semana y no uno, como se produce ahora», ha afirmado la consejera.

La titular de Sanidad, consejería que queda en la parte del Gobierno autonómico que corresponde a Cs, ha llamado a la prudencia a la hora de emitir juicios sobre este proyecto. «Llamar inhumano a algo que no se conoce es demagogia», ha trasladado a la bancada del PSOE.

Casado ha explicado que el 'consultorio agrupado' es un modelo de atención sanitaria que se presta «con éxito» en Suecia, país con una población rural muy dispersa. «Si aquí no funciona, lo dejaremos como está», ha añadido la consejera de Sanidad, que en el transcurso del debate con el procurador socialista José Ignacio Martín Benito, a cuenta de los seis meses que el Hospital de Benavente lleva sin consultas de Urología, ha replicado: «Perdone, yo también defiendo la sanidad pública total y absolutamente».

Casado, en respuesta a otra pregunta sobre los plazos para que Aranda de Duero tenga nuevo hospital, prometido por el PP hace diez años y después de que Fernández Mañueco lo comprometiera en la campaña electoral de mayo para «esta legislatura» (finaliza en 2023), ha defendido que «el ruido de fondo (sobre sanidad) no es bueno para nadie».

Casado evitó dar plazos sobre el hospital arandino, pero aseguró que una vez que se firme el contrato de obra, los servicios técnicos de Sacyl estiman necesarios 1.800 días para su inauguración. Aproximadamente, apuntó con cautela la consejera. Eso son un mínimo de 5 años, tras la firma del contrato. Actualmente, esta infraestructura se encuentra en fase de «trabajos previos» con la previsión de adjudicación de la redacción del proyecto técnico en el primer trimestre de 2020.