Las ventas de motos aumentan un 15% en León durante 2018 y se consolidan como opción de movilidad en la ciudad

Las ventas de motos aumentan un 15% en León durante 2018 y se consolidan como opción de movilidad en la ciudadGráfico

Las matriculaciones recuperan la senda del crecimiento tras el endurecimiento de la normativa en 2017 en materia de contaminación y seguridad

R. TRAVESÍ

Las ventas de motocicletas aumentaron un 14,7 por ciento el año pasado en Castilla y León, hasta las 3.813 unidades, en la línea del mercado nacional donde también se produjo del 14,3 por ciento con 158.086 matriculaciones. Un dato que el sector relaciona con que cada vez hay más personas que eligen la moto como opción de movilidad en la ciudad, aunque lejos de los ejercicios antes a la crisis económica cuando se llegaron a contabilizar hasta 8.120 ventas en 2018.

La buena marcha de las matriculaciones de motocicletas contrasta con el desplome de las ventas de los ciclomotores, que en 2018 cayeron un 34,6 por ciento, al pasar de las 315 a las 206, mientras que la tecnología eléctrica comienza a despegar en la Comunidad con la venta de 38 motocicletas de este tipo el año pasado frente a las 15 registradas en 2017.

La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) asegura que las ventas de motocicletas recuperaron en 2018 la senda del crecimiento tras superar el cambio regulatorio Euro 4 para este tipo de vehículos en 2017, que provocó un recorte de las matriculaciones «muy acusado» durante la primera parte de ese año. La normativa se endureció en 2017 con la reducción de las emisiones de monóxido de carbono en más de un 50 por ciento y la obligación de que todas las motocicletas estuvieran equipadas con un sistema de frenado ABS y combinada.

Todas las provincias experimentaron aumentos en la venta de motos, con Zamora a la cabeza, donde las matriculaciones subieron un 41 por ciento (hasta las 254), seguido de Burgos donde se incrementaron un 19 por ciento (489) y Soria, con un 17,7 por ciento más (134). Pese a estos aumentos, la provincia de Valladolid acumula una de cada cuatro motos que se vende en la Comunidad. Las subidas más moderadas tuvieron lugar en Salamanca (8 por ciento, hasta las 488 unidades) y Segovia (9,7 por ciento, hasta las 214), seguidas de Ávila (10,7 por ciento, con 227 ventas), Valladolid (12,5 por ciento, con 1.035) y Palencia (14,1 por ciento, hasta las 219). También estuvo por encima de la media León, con un aumento del 15,1 por ciento y 753 matriculaciones.

Según los datos facilitados por Anesdor a la Agencia Ical, de las 3.813 matriculaciones de motocicletas el año pasado, más de la mitad (54 por ciento) correspondió al segmento de carretera, con 2.057 ventas. Los scooters significaron otro 34,5 por ciento (1.314) y las de campo, un 11,4 por ciento. Precisamente, las motos de cross fueron las que aumentaron en ventas en 2018, con un incremento del 28 por ciento, con respecto al año anterior. También hubo subidas cercanas al 20 por ciento en las de carretera y del 5 por ciento en el caso de los scooters. En cuanto al mercado eléctrico, hubo 26 matriculaciones de ciclomotores y 12 de motocicletas.

Por tipos de uso, los scooters son las motocicletas con la mayor cuota de mercado en el conjunto de España, con un 58 por ciento. El secretario general de Anesdor, José María Riaño, aseguró que el crecimiento del 14,3 por ciento del mercado de motocicletas en el país en 2018 estuvo motivado por el fin de la implantación de la etapa Euro 4 y porque «cada vez más gente elige la moto como opción de movilidad en la ciudad».

«Contribución positiva» a la movilidad

Anesdor resalta la «contribución positiva» de la motocicleta a la movilidad y su relevancia en el nuevo «mix» de transportes en las grandes ciudades. Y es que asevera que en términos de movilidad las motos «no se pueden equiparar» a los vehículos de cuatro ruedas motorizados. Su responsable precisó que esta tendencia se observa en el incremento del segmento de motos de hasta 125 centímetros cúbicos, destinadas especialmente al uso urbano, que suponen el 54 por ciento del mercado nacional.

La patronal justifica el descalabro de la venta de los ciclomotores por el cambio en la normativa europea de emisiones para este tipo de vehículos pero también a la reducción en la oferta y en las marcas para este mercado a consecuencia de este endurecimiento regulatorio. Riaño denunció que, actualmente, el ciclomotor está en un «agravio comparativo» ya que se le exigen unos requisitos de edad de acceso, seguro de circulación o equipamiento reglamentario que no se demandan a otros modos de transporte como las bicicletas eléctricas o los vehículos de movilidad personal –patinetes-, que alcanzan unas velocidades similares.

En cuanto a las perspectivas para 2019, Anesdor prevé un crecimiento del 3 por ciento para el mercado de las dos ruedas y estima que las matriculaciones ronden las 179.000 unidades. «Pese a que las previsiones económicas son algo más moderadas para este año, el sector de los vehículos ligeros continuará la senda actual de crecimiento de manera estable», concluye.

 

Fotos