Tráfico denuncia a 32 conductores en sólo una semana por usar el móvil al volante

Vehículos de la Guardia Cviil en un control de tráfico de la provincia./LAYA
Vehículos de la Guardia Cviil en un control de tráfico de la provincia. / LAYA

Únicamente Burgos registró más infracciones por distracciones al volante que Salamanca durante la campaña especial de vigilancia

D. B. P. / WORD

La Dirección General de Tráfico ha revelado los datos de la última campaña de vigilancia y concienciación sobre las distraciones al volante, realizada entre el 16 y el 22 de este mes en las carreteras de la región.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado más de 21.000 vehículos que circulaban por carreteras en Castilla y León a través de 1.116 puntos de control. El resultado fueron 493 denuncias, 67 de ellas presentadas en Salamanca. Según la DGT, realizaban acciones que suponían una distracción durante la conducción.

Salamanca fue la segunda provincia de la región en la que más denuncias se firmaron, tan sólo por detrás de las 122 de Burgos. La DGT instaló 130 puntos de control en Salamanca, vigiló a 2.053 vehículos e impuso las ya citadas 67 denuncias a conductores.

La delegación del Gobierno en la región también desvela por qué se paró y se denunció el comportamiento de los pilotos. La utilización del teléfono móvil, con 32 casos, se lleva la palma. Casi la mitad de todas las infracciones cometidas en Salamanca se debieron al uso indebido de los celulares. «Hay que recordar que muchos estudios constatan que la peligrosidad de un uso inadecuado del teléfono móvil puede llegar a ser equiparable a la conducción bajo los efectos del alcohol», advierten las autoridades. Y precisamente ése fue el motivo de otras 11 denuncia, el manejo de un coche superando los límites máximos permitidos de consumo de alcohol.

Los auriculares, prohibidos

«El uso de cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido, distintos del teléfono móvil, también ha sido motivo de denuncia para algunos conductores, puesto que el uso de los mismos mientras se conduce está prohibido», explican en Tráfico. En concreto, 10 conductores salmantinos fueron denunciados por esta causa.

A continuación aparecen cuatro casos de conducción bajo los efectos de las drogas, otros cuatro por la lectura de documentos y cuatro más agrupados en el epígrafe 'cualquier otra distracción', sin detallar más información al respecto. Las dos denuncias que faltan para completar las 67 se impusieron por colocarse el cinturón de seguridad mientras se manejaba el coche, y no antes de empezar a circular.

La DGT añade que «la utilización o manipulación de navegadores, pantallas de acceso a internet, reproductores de video o DVD durante la conducción fue motivo de denuncia para 2 conductores» de la región (no detalla en qué provincia se produjeron, pero al menos no fue en Salamanca) y que también detectaron varios casos de conductores fumando o buscando objetos en el habitáculo del coche.

Temas

Sucesos