El sector agrario traslada al Ministerio su descontento con Azucarera por la bajada de precios

Recogida de remolacha en la cooperativa Acor de Olmedo (Valladolid)./Rodrigo Jiménez
Recogida de remolacha en la cooperativa Acor de Olmedo (Valladolid). / Rodrigo Jiménez

El secretario general, Fernando Miranda, se reúne hoy con responsables de Acor

S. G.

Los representantes de las organizaciones profesionales agrarias trasladaron ayer al secretario general de Agricultura, Fernando Miranda, su «descontento» con Azucarera ante la decisión de la multinacional de rebajar 6,5 euros la tonelada de remolacha la próxima campaña. Así lo confirmó el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, quien participó en el encuentro celebrado en Madrid, al tiempo que recordó que «a finales de esta semana o principios de la próxima solicitaremos la reunión de la mesa del AMI (Acuerdo Marco Interprofesional) y esperamos que en breve se convoque». Será en esa reunión cuando notifiquen a Azucarera que, «o rectifica su postura o vamos al arbitraje» tal y como decidieron de manera conjunta todas las organizaciones profesionales agrarias representadas en ese AMI tras un encuentro celebrado hace unos días en Valladolid.

En el encuentro con Miranda, se refieron también a la reunión de alto nivel que tendrá lugar el próximo 29 de enero en Bruselas en la que se abordará la situación de crisis de precios y de producción del sector remolachero y en la que participará el propio secretario de Estado. «Parece ser que el precio del azúcar ha tocado suelo y podría incrementarse en los próximos meses aunque nunca a los precios conocidos en anteriores ocasiones», aseguró Dujo.

Esto ocurre en un contexto de sobreproducción en el seno de la Unión Europea que se cifró en dos millones de toneladas, cuatro veces lo que produce al año España. Por ello, según Dujo, es el momento de «pedir medidas de intervención, almacenamiento privado y medidas de protección».

La ronda de contactos iniciada por el Ministerio continuará hoy con el encuentro que mantendrá Fernando Miranda con representantes de Acor.