Trama Enredadera

De Santiago-Juárez cree que sale «bien parado» de las escuchas de Enredadera

De Santiago-JUárez, momentos antes de su comparecencia./
De Santiago-JUárez, momentos antes de su comparecencia.

El vicepresidente de la Junta asegura que no se ha sentido presionado | Sobre Suárez-Quiñones y Antonio Silván, consejero y alcalde de León, recuerda que él debe responder por sus actos

EFEValladolid

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, ha defendido este jueves que él sale «bien parado» de las conversaciones intervenidas por la Policía en el marco de la Operación Enredadera, ya que si trataron de presionarle para obtener más dinero por publicidad institucional él no lo percibió así y no lograron su objetivo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente ha leído el fragmento de la conversación grabada por la Policía entre el director del Diario de León, Joaquín Torné, y el empresario José Luis Ulibarri, quien instaba a su subordinado a «apretar» al vicepresidente para obtener una mayor subvención por publicidad institucional.

«Si sentirte presionado es que te pidan más dinero... eso no es presión, eso es lo normal», ha remarcado De Santiago-Juárez, quien ha indicado que todos los directores de medios de comunicación privados con los que se reúne cada enero para abordar las campañas de publicidad institucional le piden más dinero.

De Santiago-Juárez ha asegurado que estaría «encantado» de comparecer ante las Cortes de Castilla y León para explicar estas cuestiones, pero ha reprochado al PSOE que hiciera «mal» su solicitud y ahora traten de insultarle con acusaciones de amordazar a los medios de comunicación.

Suárez-Quiñones y Silván

El vicepresidente ha defendido que existen unos criterios establecidos para el reparto de la publicidad institucional que se incluyen en el Boletín Oficial del Estado y que «nunca» ha presionado ni dirigido a ningún medio de comunicación sobre sus informaciones.

Se ha dirigido a los periodistas presentes en la rueda de prensa para preguntarles si en algún momento se han sentido presionados o amordazados por él, lo que seguidamente ha negado, al considerar que son los medios de comunicación los que salen «mal parados» con las acusaciones de los socialistas sobre él, en referencia al supuesto amordazamiento.

Preguntado por si el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de León, Antonio Silván, con conversaciones grabadas por la Policía con Ulibarri salían tan bien parados como él considera de sí mismo, el vicepresidente ha comenzado por decir: «Yo hablo de mi...«.

No obstante, ha añadido que Silván ha dado explicaciones en un Pleno extraordinario y «no ha salido mal parado», en referencia a que la moción de censura anunciada por el PSOE no ha prosperado, y en el caso del consejero ha considerado que su conversación con el empresario encarcelado es un procedimiento «normal» dentro de la Administración, en aras del interés general.

Milagros Marcos

En este sentido, la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, también presente en la rueda de prensa, ha añadido que los consejeros son en última instancia «el órgano de contratación» de sus departamentos, por lo que ha considerado «ordinarias y legales» las gestiones realizadas por el consejero de Fomento con Ulibarri para que se hiciera con el contrato de una obra que estaba paralizado por la quiebra de la adjudicataria original.

Marcos ha defendido que esta situación se da «con mucha frecuencia» y es «absolutamente normal», por lo que ha reprochado a la oposición que traten de «enredar» con este asunto, cuando no hay «ninguna sospecha sobre la actuación de la Junta».

Preguntada por si la Administración autonómica va a iniciar un análisis de los contratos que tenga con empresas vinculadas a la trama Enredadera, como hizo cuando surgió en 2014 el caso Púnica, cuando todos los consejeros comparecieron en las Cortes para dar explicaciones sobre ese análisis, Marcos ha dicho que «no hay ninguna adjudicación en tela de juicio» y los contratos «están ahí».

En el caso de Antonio Silván, quien aparece en las conversaciones informando a Ulibarri de la marcha de una mesa de contratación pública, Marcos ha dicho que no conoce «el tema», pero que ha dado explicaciones y las dará sobre un caso en el que judicialmente no está investigado.

Contenido Patrocinado

Fotos