El PSOE pide a la consejera de Sanidad que explique su «nefasta» ordenación de la atención en los pueblos

La consejera de Sanidad, Verónica Casado. /Ramón Gómez
La consejera de Sanidad, Verónica Casado. / Ramón Gómez

El Grupo Socialista denuncia que PP y Ciudadanos «dan muestras claras de que no les importa nada el medio rural»

EL NORTEValladolid

El Grupo Parlamentario Socialista pedirá mañana lunes la comparecencia «urgente» en las Cortes de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para que explique el «nefasto» plan de reestructuración de la Atención Primaria en el medio rural, que ayer avanzó Ical.

«Parece mentira que apenas 24 horas después de que parásemos cinco minutos para sensibilizarnos con el grave problema de la despoblación que sufre nuestra tierra, el Gobierno de Castilla y León anuncie que pretende echar el cerrojo a los pueblos», señaló la portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Inmaculada García, quien añadió que, con esta decisión, ya son muchas en las que PP y Ciudadanos «dan muestras claras de que no les importa nada el medio rural».

García insistió en que el PSOE va a defender el mantenimiento de los médicos en los pueblos y no va a aceptar «el desmantelamiento de la sanidad pública en el medio rural, ni el recorte de servicios solo porque el señor Igea y el señor Mañueco, cómplices de este plan, crean que las personas que viven en los pueblos no tienen el mismo derecho que los que viven en las ciudades».

Asimismo, quiso dejar claro que este plan «no cuenta con ningún consenso», ni se ha debatido en las Cortes y «mucho menos» se ha aprobado en el Parlamento. «El PSOE jamás admitirá un plan que pretende recortar servicios sanitarios a las personas», remarcó.

Es por tanto, añadió, «fruto del deseo de las derechas de acelerar el abandono de los pueblos para ahorrarse costes en la prestación de servicios». Este plan, continuó, no va a suponer un ahorro de costes para la administración, ni mejorar las condiciones de los sanitarios.

«Nos va a devolver a la sanidad del siglo pasado en la que el médico acudía a los domicilios» y va a sobrecargar de trabajo a las enfermeras, sostuvo García, para añadir que ahora se entiende cuando la consejera hablaba de que los médicos estaban mal distribuidos en el territorio, dijo García, para precisar que «para la consejera lo que está mal distribuida es la población en el territorio y, por eso, se ha propuesto distribuirla ella mejor a fuerza de recortar servicios para terminar con la población rural», sentenció.