El PSOE ve en el cierre de los consultorios médicos la «antiestrategia» contra despoblación

La vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León, Virginia Barcones, analiza asuntos de la actualidad política./Chacón
La vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León, Virginia Barcones, analiza asuntos de la actualidad política. / Chacón

«Ni en los peores años de la crisis nadie se atrevió a tanto», señalan los socialistas en la boca de su vicesecretaria general, Virginia Barcones

EFE

La vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León, Virginia Barcones, ha catalogado este lunes de «antiestrategia» el cierre de consultorios en el medio rural que según los socialistas la Junta pretende aplicar en su plan de reestructuración de los servicios sanitarios en la Comunidad.

«Ni en los peores años de la crisis nadie se atrevió a tanto», ha lamentado Barcones en una rueda de prensa en la que también ha expuesto que el PSOE «apurará todas las vías» para impedir que este plan se lleve a cabo, ya que los socialistas aprecian una «inconstitucionalidad» en los posibles cierres de consultorios.

Como ha argumentado la vicesecretaria general, los ciudadanos del mundo rural «pagan sus impuestos como cualquier otro», de ahí que, en contestación a las declaraciones que el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, manifestó la semana pasada en las que aseguraba que «no es razonable» dar servicios en los municipios de 50 personas, Barcones ha apelado al constitucionalismo que reclaman en otros asuntos desde Cs para que dé marcha atrás.

Sin embargo, para los socialistas, estas declaraciones del también portavoz de la Junta se enmarcan dentro de un «plan trazado desde la Junta» que tiene como objetivo «acabar con el medio rural», con medidas como la «fusión de municipios» o el cierre de consultorios y cuyo «máximo responsable» es el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco.

«Es un plan de la Junta, no una ocurrencia de Igea», ha insistido Barcones, quien ha recordado que ya «son muchas» las declaraciones del líder de Cs en la Comunidad y vicepresidente de la Junta encaminadas en este sentido.

Frente a estas medidas «sin piedad», la dirigente socialista ha anunciado que la Junta se encontrará con la oposición del PSOE y de todos los alcaldes socialistas en la Comunidad, que están viviendo con «temor y pánico» los mensajes lanzados desde la Junta, tanto por el vicepresidente Igea como por la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Según ha ilustrado Barcones, Castilla y León posee 3.200 núcleos de población con menos de cincuenta habitantes, con una población total que asciende a más de 60.000 personas, que se quedarían sin determinados servicios, según las declaraciones de Igea.

«¿Qué le han hecho los ciudadanos del mundo rural a Mañueco para recibir este maltrato?», se ha cuestionado la dirigente socialista, quien ha apostillado que su grupo parlamentario destinará varias iniciativas en las Cortes para contrarrestar las intenciones de la Junta, como en su plan de ordenación de territorio, que no contará con el apoyo del PSOE si este empieza por «cerrar pueblos».