PP y PSOE alejan posición sobre los mapas rurales: piden que se retire la enmienda a la totalidad y la propia ley

Luis Tudanca y Juan Vicente Herrera./Rubén Cacho
Luis Tudanca y Juan Vicente Herrera. / Rubén Cacho

De la Hoz insta a los socialistas a abandonar su «oposición infantil» y Martín solicita a los 'populares' que se aclaren sobre un proyecto que no gusta a sus alcaldes

V. A.

Entre los asuntos pendientes con los que se cierra el periodo de sesiones en las Cortes se encuentra el proyecto de ley de mapa de unidades básicas de ordenación y servicios del territorio de Castilla y León. Los conocidos como 'mapas rurales' son el último paso para culminar el modelo territorial iniciado por la Junta en 2013. La tramitación sigue «encallada» y la posición entre PP y PSOE está cada vez más alejada. El primero mantiene la puerta del diálogo abierta, pero a la vez le pide que rectifique. El segundo mira a los 'populares' y solicita que se aclaren porque «ni a ellos mismos les gustan».

Desde el pasado mes de octubre están registradas dos enmiendas a la totalidad, una del Grupo Socialista y otra del Mixto (IU), y las parciales, aún no publicadas en el boletín oficial. Ni la Junta, ni el PP, ni el PSOE han pedido nunca su inclusión en el orden del día de los diez plenos ordinarios celebrados en estos meses, según confirmaron a Ical fuentes parlamentarias, que ven en ello una falta de voluntad política de que la norma salga adelante.

El portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz, explica por qué no se ha recogido en ninguna de las sesiones: «No tiene sentido iniciar una tramitación abocada al fracaso, que sería el cierre definitivo de la negociación, la enmienda a la totalidad no iba a salir adelante y la ley tampoco». Se refiere así a que el texto necesita de la mayoría cualificada de dos tercios para que sea aprobada. «Quien se comprometió, se echó para atrás», asevera en relación a la posición del PSOE de Castilla y León.

La oposición socialista se desentiende del proyecto y mira a la Junta y al PP. «El vicepresidente (del Ejecutivo) sabe que no tiene el apoyo de su partido, los mapas no les gustan ni a ellos, ni al PP, ni a sus alcaldes. ¡Qué se aclaren!», espeta el secretario general del Grupo Socialista, José Francisco Martín.

De la Hoz pide a los socialistas que abandonen su «oposición infantil» y retiren la enmienda a la totalidad, ya que el PP no da por «muerto» este proyecto e insiste en que están abiertos al diálogo y lo estarán hasta el final de la legislatura. Martín lanza la pelota a la Junta: «Son cuatro rayas, nada más; que se mueva y modifique la ley».

Debate de política general

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, ofreció en el debate de política general seis acuerdos para la recta final de la legislatura, entre los que no figura la ordenación y sí mantener los pactos de comunidad (financiación autonómica, PAC, fondos europeos y minería), reforma del Estatuto de Autonomía para blindar un suelo social, aprobar una ambiciosa ley de igualdad laboral, luchar contra la violencia de género, plan del retorno del talento y reversión del Hospital de Burgos al sistema público de salud.

«No tenía nada que decir y plantea obviedades y temas que están más vistos que el tebeo», rebate De la Hoz, convencido de que se trata de un «brindis al sol» y evidencia cómo el Grupo Socialista descalificó su propuesta sobre los acuerdos básicos de la Comunidad y después los presentó en su primera propuesta de resolución en el debate de política general. «Si quiere el acuerdo, éste es la ordenación territorial, pero se avergüenza de su posición contraria a la ley de mapas», sentencia.

Por su parte, el dirigente socialista defiende que se puede avanzar y cerrar la propuesta de blindaje de un suelo social, que, aunque no se puede incluir en el Estatuto porque ya no da tiempo, sería un compromiso asumido para incorporar a los presupuestos de 2019. Sin embargo, reitera que en los mapas rurales existe «poco margen, a no ser que los retiren».

Los acuerdos de Comunidad en defensa de la PAC y de los fondos europeos y la ley que blinda la Red de protección a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social o económica los destaca el portavoz popular como lo más positivo del periodo de sesiones que acaba de terminar. En el lado socialista, se atribuyen las mejoras de esa ley, que se aprobó por unanimidad, y unen la treintena de proposiciones no de ley de su grupo sobre problemas cotidianos de los ciudadanos que han visto la luz.

 

Fotos