La dimisión del equipo de Sacyl, principal propuesta para «mejorar la Atención Primaria»

Miembros de la Plataforma de Defensa de la Sanidad Pública, en el Registro de la Consejería de Sanidad en Valladolid. /ICAL
Miembros de la Plataforma de Defensa de la Sanidad Pública, en el Registro de la Consejería de Sanidad en Valladolid. / ICAL

La Defensa de la Sanidad Pública entrega su estudio de propuestas salariales y de accesibilidad que concluye que lo primero es cambiar de directivos

Ana Santiago
ANA SANTIAGOValladolid

El documento analiza la situación territorial y demográfica de Castilla y León, la historia y desarrollo de la Atención Primaria en este territorio, establece propuestas de inmediato, medio y largo plazo... para finalmente y como única conclusión establecer que este primer nivel asistencial, y en particular en las zonas rurales, vive una situación de «extrema gravedad» y, por ello, tras calificar de incompetentes a los directivos de Sacyl, considerar que la dimisión del equipo «es una medida imprescindible para avanzar en la solución de los problemas actuales».

Es el documento de la Plataforma de Defensa de la Sanidad Pública que, esta mañana, ha presentado para el Consejo regional de Salud en el Registro de la Consejería de Sanidad. Entre sus propuestas de carácter urgente, la de aumentar la partida destinada a Primaria en los presupuestos de 2018. Y lo avala asegurando que«no es verdad que se haya recuperado el nivel presupuestario de 2010, sí en euros corrientes pero no en euros constantes, que es la forma de medirlo auténticamente válida. El presupuesto de 2018 es de 3.588.165,757 euros. Para igualar el gasto de 2010, en 2018 debería ser de 3.868,298 millones de euros». La mejore del parque de coches y la manutención de guardias, entre otros puntos, completan las cuestiones de las cuentas. Importante entre sus medidas inmediatas las conducidas a mejorar las plantillas y la jijación de profesionales.

Y, en cuanto al largo y medio plazo, proponen la atención a la cronicidad y cuidados paliativos; recuperar el papel del Equipo de Salud; sistemas de mejora de la accesibilidad; transporte a la demanda; adecuación de recursos humanos a las fluctuaciones estacionales de la población rural y continuidad de la Atención Primaria con la hospitalaria y con el ámbito sociosanitario, entre otras. Reclama asimismo transparencia; participación de la comunidad y de los profesionales. Otros puntos son el de potenciar los recursos propios (personal e inversiones); un plan de mantenimiento y renovación de instalacione y control y reorientación del gasto farmacéutico. El trabajo incluye medidas en el ámbito estatal y del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para la renovación generacional de plantilla; regular incompatibilidades; equilibrar la relación con farmaindustria y recuperar y mejorar la equidad y el fin del copago, sobre todo para la población más vulnerable.