Los precios suben un 0,5% en Castilla y León en junio, una décima más que en el resto del país

Imagen del pasillo de un supermercado. /
Imagen del pasillo de un supermercado.

El Índie de Precios al Consumo (IPC) aumentó de forma general, salvo en el apartado de ocio y cultura en el que cayeron un 0,7%

ical
ICALLeón

El Índice de Precios al Consumo (IPC) se elevó un 0,5 por ciento en junio en Castilla y León con respecto al mismo mes de 2018, una décimas más que el incremento registrado de media en el resto del país, mientras que en comparación con mayo bajó un 0,2 por ciento, una décima más que en el conjunto de España, según el informe publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cuanto a la variación interanual, los precios en Castilla y León subieron en todos los apartados, salvo en el ocio y la cultura donde cayeron un 0,7 por ciento, y en vivienda, que presentó una caída del 2,1 por ciento. Los mayores incrementos se registraron en hoteles, cafés y restaurantes, con una subida del 1,8 por ciento, por delante de transportes (1,7 por ciento), otros (1,5 por ciento), menaje (1,1 por ciento), vestido y calzado (0,9 por ciento), medicina (0,8) y otros (1,4 por ciento).

También se registraron subidas en alimentos y bebidas no alcohólicas (0,4 por ciento), enseñanza (0,2 por ciento), comunicaciones (0,1 por ciento) y bebidas alcohólicas y tabaco (0,1 por ciento).

Con respecto al mes de mayo los descensos se produjeron en transporte (-1,5 por ciento), vestido y calzado (-1,4 por ciento), vivienda (-0,9 por ciento), comunicaciones (-0,2 por ciento), bebidas alcohólicas (-0,2 por ciento). Las subidas se registraron en ocio y cultura (1,7 por ciento), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,6 por ciento) y medicina (0,2 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (0,1 por ciento), menaje (0,1 por ciento).

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuye en todas en junio respecto a mayo. Los mayores descensos se producen en Cantabria y Castilla y León, con bajadas de seis décimas. Por su parte, Canarias y País Vasco son las comunidades cuya tasa anual registra el menor descenso, de dos décimas respecto al mes anterior.

Provincias

En cuanto a la evolución por provincias, la tasa interanual subió en todas. Los mayores repuntes se producen en Ávila y Valladolid, con incrementos del 0,7 por ciento. En Zamora los precios subieron un 0,6 por ciento, mientras que en Burgos y Soria el incremento fue del 0,5 por ciento. Palencia, con un incremento del 0,3 por ciento, fue la provincia menos inflacionista, mientras que en León, Salamanca y Segovia los precios subieron una décima más.

Si se analiza la evolución mensual respecto a mayo, en todas las provincias se contabilizan caídas a excepción de Burgos y Valladolid, donde no hubo variaciones. León lideró la bajada con un 0,4 por ciento, por delante de Zamora, Salamanca y Palencia (-0,3 por ciento) y Ávila, Segovia y Soria (-0,2 por ciento).