Podemos pone en marcha la maquinaria para elegir al candidato a la Junta en noviembre y en enero a los ayuntamientos

Pablo Fernández, secretario autonómico de Podemos./Chacón
Pablo Fernández, secretario autonómico de Podemos. / Chacón

Despoblación, industrialización, impulso a los servicios públicos y respaldo a pymes y autónomos son algunas de las líneas básicas de la formación morada para los próximos comicios

ICAL

Podemos Castilla y León ya ha puesto en marcha la maquinaria electoral para los próximos comicios municipales, autonómicos y europeos de la primavera de 2019. El secretario general de la formación 'morada' en la Comunidad, Pablo Fernández, confirmó que «en muy breve» se abrirá el periodo de primarias para conocer, el 27 de noviembre, a los candidatos de Podemos a la Presidencia de la Junta, algo que en el caso de las municipales tendrá que esperar al mes de enero.

Fernández, que hoy presidió en Valladolid la reunión del Consejo Autonómico de Podemos, confirmó que será uno de los aspirantes al Ejecutivo autonómico. «Me voy a presentar y si las inscritas e inscritos de Podemos me dan su confianza, seré el candidato a la Junta» dentro de un proyecto «plural y colectivo» en el que «los nombres son lo de menos».

A juicio de Fernández, el trabajo de «hormiguita» de estar «constantemente» en la calle dará sus frutos y hará que en 2019 se propicie el Gobierno «de cambio» en el que «lo menos importante será quién sea el presidente de la Junta» sino la posibilidad de implementar «políticas que hagan que las personas sean lo primero» y que den «un giro copernicano» a la Comunidad para poner a Castilla y León «donde se merece», es decir, «a la vanguardia de España para dejar de estar en el vagón de cola de las comunidades de segunda categoría al que nos ha condenado el PP».

Una vez que a finales de noviembre se conozca el candidato a la Junta, Fernández insistió en que las primarias para elegir a los candidatos a los municipios tendrán lugar en el mes de enero. «En enero tendremos ya definido y determinado, no solo el programa, sino también las caras que van a encarnar el programa de cambio en Castilla y León».

Para ello, el líder de la formación 'morada' en la Comunidad recordó que el proceso está «abierto» a todos aquellos que quieran participar y que podrán inscribirse de manera gratuita. «No supone más que las ganas de participar en esta herramienta de cambio» que se celebrará mediante unas primarias «abiertas, democráticas e igualitarias en las que estamos muy ilusionados», añadió.

Hasta que llegue ese momento, la formación ya trabaja en las líneas básicas de su programa electoral que, según se puso de manifiesto hoy en la reunión del Consejo Ciudadano autonómico, tendrá como ejes principales la despoblación, la necesidad de reindustrialización, el impulso a los servicios públicos y el respaldo a las pymes y autónomos.

A juicio de Fernández, es momento ya de preparar los «cruciales» meses que hay por delante para unas elecciones «decisivas» en las que Podemos Castilla y León saldrá «a ganar» porque «vencer es conseguir un Gobierno de cambio y progreso» en la Junta que dé solución a los «múltiples» problemas de la Comunidad.

Para Fernández, la «principal lacra» que tiene Castilla y León es la despoblación, por lo que la intención de la formación morada pasa por «profundizar» en medidas como la renta anual de repoblación propuesta para los mayores de 16 años que no tengan ingresos y residan en municipios de menos de mil habitantes; bonificaciones y exenciones fiscales para negocios en estos mismos entornos; y un plan estratégico que garantice la cobertura de internet en Castilla y León.

Por otro lado está la «perentoria» necesidad de reindustrialización de la Comunidad que garantice la vertebración del territorio y acabe con los «desequilibrios territoriales» existentes. «El objetivo es que Castilla y León sea preeminente en el Corredor Atlántico», por lo que Fernández insistió en que se luchará para que el Corredor Atlántico pase «de forma decisiva» por la Comunidad, con ramificaciones para provincias como Ávila y su conexión con Madrid, de forma que se consiga que Castilla y León sea «un nudo logístico de transporte de pasajeros y mercancías» que permita «reactivar el tejido económico y productivo de la comunidad» y dar solución a los «desequilibrios» territoriales.

Otro de los «ejes» del programa de Podemos será el impulso a los servicios públicos, que están siendo «atacados y menoscabados constantemente por el PP» con privatizaciones que «están demostrando ser más caras e ineficaces que el servicio público». Por último, Fernández abogó por un impulso a pymes y autónomos con la Ley de Segunda Oportunidad para que se puedan «reflotar» negocios en dificultades, y el establecimiento de una línea pública de financiación y ayudas para esas pequeñas empresas y autónomos, que según el líder de Podemos en la Comunidad son «los más perjudicados por las políticas del PP» con un presidente Herrera que «se ha convertido en una especie de Atila para los autónomos».

Frente a unas políticas del PP que «favorecen a las multinacionales y privilegian a una minoría de élites y privilegiados», la intención de Podemos pasa por gobernar «para la mayoría social» y que después de 30 años «de duro invierno» del PP, pueda «germinar una primavera de cambio» que consiga que en Castilla y León «las personas sean lo primero», insistió Fernández.