Podemos e IU exigen la dimisión de Cosidó por sus mensajes sobre el CGPJ

Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado, durante su intervención en la sesión de control./F. V.
Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado, durante su intervención en la sesión de control. / F. V.

Los líderes autonómicos en Castilla y León califican de «muy graves» las conversaciones del portavoz del PP en el Senado

El Norte
EL NORTEValladolid

Los líderes autonómicos de Podemos e IU en Castilla y León, Pablo Fernández y José Sarrión, respectivamente, han pedido hoy la dimisión inmediata del portavoz del PP en el Senado y designado por el PP-CyL, Ignacio Cosidó, por sus mensajes sobre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así lo han expresado en sendas ruedas de prensa los también portavoces de sus formaciones en las Cortes autonómicas, que además han catalogado de muy graves estos mensajes telefónicos enviados por el portavoz popular de la Cámara Alta a los miembros de su grupo parlamentario.

Como ha manifestado Fernández, estas comunicaciones revelan una actitud «cuasimafiosa» del PP que «dañan seriamente» la imagen del poder judicial en España, pues este «reparto» de vocales de órgano de gobierno de la justicia «perpetrado» entre el PP y el PSOE está «gravando el descrédito del estado de derecho y la división de poderes».

En este sentido, el secretario general autonómico de Podemos ha instado a su homólogo del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a que «exija» el acta de forma «inmediata» de Cosidó o, de otra manera, sería «connivente y coadyuvante» de este hecho «vergonzoso».

Cese inmediato

Por todo ello, Fernández ha informado de que la formación morada está buscando y explorando todas las vías por «encaje legal» para presentar una iniciativa destinada a pedir el cese de Ignacio Cosidó.

Mismo sentir ha manifestado en otra rueda de prensa el portavoz de IU-Equo en las Cortes, José Sarrión, quien, preguntado por los periodistas, ha manifestado que Cosidó debe «dimitir de forma inmediata».

En opinión de Sarrión, más allá de la publicación de estos mensajes se encuentra el hecho del «tremendo dirigismo político del poder judicial en España», que choca frontalmente con la «demanda social de la separación de poderes», evidenciado en casos como el de la «manada o el de las hipotecas», ha sentenciado