La oferta de postgrados en Castilla y León cae un 1,9% aunque sigue siendo la quinta autonomía que más los requiere

Grupo de estudiantes recibiendo información sobre postgrados./
Grupo de estudiantes recibiendo información sobre postgrados.

Tienen más peso aquellos conocimientos específicos de cada materia, el 64,% de ofertas los requiere, frente al conocido como MBA, que representa el 35,6%

LEONOTICIAS

El número de postgrados que se ofrecen en Castilla y León bajó un 1,9 por ciento en 2018 respecto a un año antes, lo que impide que siga siendo una de las regiones donde más se demanda esta formación al situarse en el quinto puesto en el conjunto nacional. Actualmente, el 4,7 por ciento de las ofertas de empleo, frente a las 6,6 por ciento de 2017, exige contar con un postgrado en la Comunidad, según los datos que recoge el IX Informe Infoempleo-Spring Professional.

A la hora de elegir un postgrado, en el caso de Castilla y León siguen teniendo más peso aquellos de conocimientos específicos de cada materia (el 64,4 por ciento de las ofertas de postgrado así lo solicita) frente al conocido como MBA (35,6 por ciento). En el país, en general, los estudios de postgrado no son un requisito obligatorio para optar a un puesto de trabajo, pero sí son un elemento diferenciador en la empleabilidad de un candidato.

En este sentido, el 3,4 por ciento de las ofertas de empleo cualificado publicadas señala como requisito mínimo obligatorio que los candidatos cuenten con estudios de postgrado (frente al 4,7 por ciento castellano y leonés). Se trata de una cifra que asciende hasta el 35,2 por ciento cuando este tipo de formación superior pasa a ser considerada un generador de valor diferencial para la candidatura.

Dentro de la categoría de directivos, el postgrado es más demandado en aquellas ofertas dirigidas al director de Área Educativa (54,3 por ciento); director de Desarrollo de Recursos Humanos (46,7 por ciento); director de Medioambiente (44,8 por ciento); y subdirector general (39 por ciento). Para la categoría de mandos intermedios, esta titulación es necesaria para optar al puesto de jefe de Asesoría Fiscal (43,7 por ciento); jefe de Auditoria (35 por ciento); jefe de prevención de Riesgos Laborales (28,7,por ciento;) y responsable de Social Media Optimization (21,6 por ciento).

En cuanto a perfiles técnicos se refiere, el postgrado se solicita para ser Especialista en SEO (58,4 por ciento); investigador i+D (51,3 por ciento); trafficker (50 por ciento) y abogado (36,2 por ciento). Por último, en la categoría profesional de empleados, el postgrado es necesario para optar a puestos como el de entrenador (6,8 por ciento), repostero (1,6 por ciento), pperador de sistemas y eedes (0,8 por ciento) y monitor (0,8 por ciento).

Reparto por porcentajes

En el reparto de porcentajes por comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid (6,3 por ciento) y Andalucía (5,4 por ciento) ocupan las primeras posiciones convirtiéndose así en las regiones que más solicitan estudios de postgrado en sus ofertas de empleo. A pesar de su posición, ambas comunidades autónomas han sufrido un descenso de casi dos puntos porcentuales en sus ofertas en comparación con el año pasado, aunque eso no ha evitado que la comunidad andaluza avance una posición debido al peor comportamiento catalán (-1,8 puntos porcentuales de retroceso en Andalucía, -2,8 en Cataluña y -1,9 punto porcentual en Madrid).

Cataluña, que en el ejercicio anterior se colocaba segunda con el 7,9 por ciento de las ofertas, cae una posición perdiendo casi tres untos hasta el 5,1 por ciento. A continuación, y a pesar de encontrarse entre las diez autonomías que más demandan postgrados en sus ofertas laborales, también han sufrido importantes caídas el País Vasco (4,9 por ciento con 2,3 puntos menos), Castilla y León (4,7 por ciento y 1,9) -que permanece quinta a pesar del descenso-; la Comunidad Valenciana, que es sexta (4 por ciento y 0,6 puntos) ; y Galicia (3,3 por ciento y dos puntos), que es décima.

El efecto contrario lo ha vivido Extremadura que ha experimentado la mayor subida en cuanto a la exigencia de este requisito. Ahora, el 3,8 por ciento de ofertas de la región extremeña demanda este tipo de titulación como vía de acceso al empleo, que supone un crecimiento de 2,5 puntos porcentuales interanuales y que la sitúan en el séptimo puesto del ranking. Completan la lista de las diez primeras autonomías, Canarias (3,6 por ciento y 1,4 puntos) y La Rioja (3,5 por ciento y 0,4 puntos), en octava y novena posición, respectivamente.

En el otro extremo, Castilla-La Mancha ocupa la última posición (2,2 por ciento y pierde 7 décimas) y por encima de esta comunidad están Cantabria (2,3 por ciento); Asturias (2,4 por ciento); Baleares (2,6 por ciento); Navarra (2,8 por ciento); Aragón (3 por ciento); y la región de Murcia (3,2 por ciento). Todas ellas lo hacen con ligeras variaciones con respecto a la edición anterior del informe Spring.