Las mutuas calculan un ahorro de 51 millones en Castilla y León si pudieran dar altas en procesos de contingencias comunes

Las mutuas calculan un ahorro de 51 millones en Castilla y León si pudieran dar altas en procesos de contingencias comunes

El coste económico del absentismo laboral para estas entidades y las empresas ronda los 611 millones de euros

PATRICIA MARTÍNValladolid

El director general de la Agrupación de Mutuas de Accidentes del Trabajo (AMAT), Pedro Pablo Sanz Casado, demandó este lunes que puedan dar el alta médica en los procesos de Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (ITCC), lo que supondría un ahorro de 51 millones de euros en Castilla y León y de 1.000 millones a nivel nacional. Sanz Casado remarcó que el absentismo por enfermedades y accidentes no laborales supuso, en 2018, rondó los 611 millones de euros, casi un 14 por ciento más que el año anterior.

El absentismo laboral, según el director general de AMAT, se produce por el laberinto burocrático, «el lío de papeles» entre mutuas, el INSS y los servicios públicos de salud, que «hay que simplificar». Además de las cargas de los servicios de salud, que atienden a los trabajadores que están de baja, con listas de espera generalizadas «que retrasan mucho» la recuperación. Sanz Casado sentenció que si las mutuas dieran el alta por Contingencias Comunes, «acortaríamos prácticamente a la mitad el tiempo, con el ahorro correspondiente».

El director general de AMAT explicó que el gasto en prestaciones económicas por estos procesos de baja no laboral de accidentes no laborales, que forman parte de la vida ordinaria, se incrementó en un 50 por ciento en Castilla y León, en los últimos cinco años, llegando hasta un 70 por ciento en el caso de la provincia de Segovia.

Según las cifras que maneja AMAT, en 2018, en Castilla y León, el coste en prestaciones económicas fue de algo más de 338 millones de euros, más casi 274 millones de euros con cargo directo las empresas, lo que suma un importe total de 611 millones de euros; de unos 32 millones en Segovia y, en el conjunto del país de cerca de 14.400 millones de euros.

Sanz Casado insistió en que son temas que «no tienen nada que ver con el mundo laboral» y les preocupa porque lo que gaste en prestaciones económicas para cubrir estas bajas, «no lo tenemos, por ejemplo, para pensiones». El director general de AMAT aseguró que no pueden saber con exactitud el porcentaje de fraude pero lo estiman «en un porcentaje del 30 al 35 por ciento, a nivel nacional».

El absentismo laboral es «un enorme problema» que lastra las competitividad de las empresas y para las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social, con un coste que cifró en unos 7.500 millones de euros, y de 7.000 millones para las empresas, porque mientras los trabajadores están de baja, cotizan y además en los convenios colectivos hay mejoras o complementos, que son «gastos que no están cubiertos por la Seguridad Social».

Más días de baja en Castilla y León

Desde AMAT recordaron que el coste del absentismo laboral en Segovia por ITCC equivale a 2.689 jornadas anuales de trabajo perdidas, que cinco de cada 100 trabajadores no acudieron a su puesto de trabajo ningún día del año. En Castilla y León, el año pasado, hubo un 13 por ciento más de procesos derivados de ITCC, con un total de 194.724, sobre una población de trabajadores protegidos de 861.439 personas, lo que indica una incidencia media 1,83 por cada 100 trabajadores, y 53,14 días de media, una cifra que bajó un 3,6 por ciento, pero sigue estando por encima de la media nacional, de menos de 43 días.

Pedro Pablo Sanz Casado explicó que, tanto en Segovia como en el conjunto de Castilla y León, los sectores más afectados son: servicios de comidas y bebidas, como «bares, restaurantes y demás»; comercio al por menor (excepto de vehículos de motor y motocicletas); Agricultura, ganadería y caza, y los sectores relacionados con las mismas. Según AMAT, sumando todos los sectores, en la región, se perdieron el año pasado, 9.671 días de trabajo.

Patologías traumatológicas

Sanz Casado remarcó la diferencia en el número de procesos en capacidades temporales por accidente de trabajo y enfermedades profesionales, que suman 650.000 al año, mientras que en patologías no laborales, la cifra se dispara, en todo el país, a los 5,2 millones de procesos por ITCC.

Las patologías traumatológicas son las que motivan la baja médica en trabajadores segovianos protegidos por mutuas, en un 86,48 por ciento en Contingencias Comunes y de un 93,2 por ciento, en Contingencias Profesionales. Las cinco más comunes son: alteraciones de espalda; tendinitis; trastornos en articulaciones; esguinces y torceduras de tobillo y pie, y alteraciones de columna cervical.

Herramienta on line

El secretario general de AMAT presentó, en la sede de la Federación Empresarial Segoviana, la herramienta on line que han desarrollado para el cálculo del coste del absentismo laboral ligado a las Contingencias Comunes, a las enfermedades y accidentes no laborales, para ayudar a las empresas, porque con la información que «tenemos las empresas, de los diferentes sectores, patologías, etc» puede estimar el gasto que va a tener en absentismo laboral y aplicarlo en planes de viabilidad.

Desde la Federación Empresarial Segoviana, Mario Sastre, sostuvo que esta nueva plataforma de AMAT será muy útil para que las empresas van a tener una solución a sus problemas de productividad y poder plantearse «insertar nuevos trabajadores, si hiciera falta» y «formales para atender esta eventualidad».