Menos mujeres denuncian ser maltratadas en Castilla y León, aunque aumentan las condenas

La presidenta del Observatorio María Ángeles Carmona, en una mesa del Ciclo de Justicia. /Wifredo García
La presidenta del Observatorio María Ángeles Carmona, en una mesa del Ciclo de Justicia. / Wifredo García

La comunidad se mantiene, con Galicia, por debajo de la media nacional, según el Observatorio del Poder Judicial

EL NORTEvalladolid

El número de denuncias contra maltratadores ha descendido en Castilla y León y en el resto de España durante el primer trimestre del año, aunque hay más condenas por violencia contra la mujer según refleja la estadística dada a conocer hoy por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. La comunidad, junto con Galicia, se mantiene por debajo de la media nacional en el número de denuncias.

Durante el primer trimestre de 2018, los órganos judiciales españoles dictaron un total de 12.975 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que el 68,5% (8.892) fueron condenatorias, lo que supone un incremento de 2,3% respecto a las sentencias condenatorias dictadas en el mismo trimestre de 2017, que representaron el 66,2% del total.

El mayor porcentaje de condenas se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con el 84,1%, seguido de las Audiencias Provinciales, con el 81%. El 58% de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal también fueron condenatorias. Todas estas cifras suponen incrementos de entre dos y tres puntos respecto a las del mismo trimestre del año anterior.

Un total de 37.829 mujeres aparecen como víctimas de violencia de género en las 39.586 denuncias presentadas en los órganos judiciales durante el primer trimestre de 2018. Las denuncias presentadas suponen una disminución del 2,3% con respecto a las denuncias que se presentaron en los órganos judiciales en el mismo trimestre del año anterior, que fueron 40.509. Asimismo disminuyó el 0,5% el número de mujeres víctimas de violencia de género, ya que en el primer trimestre de 2017 fue de 38.018. De las víctimas, 26.283 mujeres eran españolas (el 69,5%) y 11.546, extranjeras (el 30,5%).

En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que fue de 15,89, la Región de Murcia, con una ratio de 21,90, Baleares, con ratio de 21,76 y la Comunidad Valenciana y Canarias con tasas ligeramente superiores a 20, mientras que la ratio más baja se dio en Galicia, con 9,60, seguida de Castilla y León, con 9,82, Extremadura, con 10,29 y La Rioja, con 10,89.

La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, valoró, respecto de estos datos, «la disminución, siempre importante, del número de víctimas de violencia de género y también en el incremento, todavía pequeño, de las denuncias presentadas por familiares de las víctimas, y por otro lado, en la necesidad de apostar por la visibilidad de la violencia de género acompañada por la prevención, la protección y el amparo a las víctimas».

El 11,8% de las víctimas se acoge a su derecho a no declarar contra su agresor, un porcentaje similar al primer trimestre del pasado año, pero ello no implica que se archive el procedimiento, subrayan desde el Poder Judicial

Casi el 68% de las denuncias fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de los correspondientes atestados policiales. Lo que supone un descenso de dos puntos sobre el porcentaje observado en el primer trimestre del año anterior.

Las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en el 16,25% –dato levemente superior al año anterior- constatándose un incremento en las denuncias presentadas por familiares, que se situaron en el 2,58%, frente al 1,3% de 2017. Cerca del 9% de las denuncias registradas en los órganos judiciales obedecieron a partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios y un 5% a denuncias presentadas por servicios asistenciales y terceras personas.

En 4.231 casos, la víctima se acogió a la dispensa legal a la obligación de declarar como testigo, prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone el 11,18% del número de mujeres víctimas, cifra similar al año anterior, que fue del 11%.

En 2.767 casos, las mujeres que se acogieron a la dispensa eran españolas y en 1.464 casos, eran extranjeras. Puestas en relación estas cifras con el total de mujeres víctimas, se observa que la ratio de mujeres víctimas que se acogen a la dispensa es superior en las mujeres extranjeras (12,68) que en las mujeres españolas (10,53).

Desde el año 2015, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad toda vez que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

Órdenes de protección

Durante el primer trimestre del año se solicitaron 10.455 órdenes de protección en los órganos judiciales, disminuyendo así la cifra de 10.690 órdenes solicitadas en el mismo periodo de tiempo del año anterior.

Un total de 9.104 órdenes (que incluyen también las medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer, lo que supone una disminución del 3,54% respecto al primer trimestre de 2017, en que se solicitaron 9.438 órdenes de protección.

Los juzgados de violencia sobre la mujer concedieron el 68,7% de las órdenes de protección solicitadas (6.254 adoptadas frente a 9.104 solicitadas), previstas en los artículos 544 y 544 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lo que supone un incremento de un punto respecto al dato del primer trimestre del año anterior, en que se concedió el 67,7% de las órdenes de protección solicitadas.

De las órdenes solicitadas, 6.410 (el 70 %) correspondieron a mujeres españolas y 2.694, a extranjeras. 258 órdenes de protección correspondían a mujeres menores de edad, el 3% del total.

En cuanto a las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de guardia (1.351), se acordaron 1.047, el 77% (cinco puntos más que en el año anterior). En cuanto a la nacionalidad de las víctimas, 7 de cada 10 víctimas que solicitaron orden de protección eran españolas. Un dos por ciento de las solicitudes se referían a mujeres menores de edad.

Los órganos judiciales adoptaron igualmente en el primer trimestre del año, y derivadas de las órdenes de protección y de otras medidas cautelares, un total de 3.984 medidas civiles de protección de mujeres y menores víctimas de la violencia de género, incrementándose así la cifra de 3.851 medidas adoptadas el año anterior.

De esas medidas civiles, destaca el número de medidas de atribución de la vivienda (1.137) y de prestación de alimentos (1.409). En 298 casos, se ha procedido judicialmente a la suspensión de la guarda y custodia y en 206 casos a la suspensión del régimen de visitas.

En cuanto a medidas penales de protección se acordaron 14.881, de las que destacan la orden de alejamiento, adoptada en 5.758 casos y la prohibición de comunicación, acordada en 5.513 casos. Se adoptaron asimismo 350 medidas privativas de libertad.

Injurias y vejaciones

Los juzgados de violencia sobre la mujer celebraron en el primer trimestre de este año un total de 2.157 juicios de faltas y juicios sobre delitos leves, de los que el 40% (861) fueron de enjuiciamiento inmediato. En el 83% de los casos los juicios fueron por injurias o vejaciones injustas.

Estos juzgados ingresaron a lo largo del trimestre 50.023 asuntos penales. El perfil de los delitos instruidos en estos juzgados apenas sufre variación respecto a datos anteriores, ya que el mayor porcentaje, el 55%, corresponde al delito de maltrato habitual contemplado en el artículo 153 del Código Penal y el 11,4% al maltrato previsto en el artículo 173 de la misma norma.

Los juzgados de violencia sobre la mujer tramitan asimismo demandas civiles –mayoritariamente divorcios y medidas sobre la guarda y custodia- presentadas por las mujeres víctimas de malos tratos. En el primer trimestre de 2018 estas demandas sumaron un total de 4.228, cifra ligeramente superior a la del mismo trimestre de 2017, que fue de 4.145, consolidando así la tendencia de una baja proporción de asuntos civiles ingresados respecto al total de denuncias penales presentadas.

Los juzgados de lo penal, que enjuician los delitos castigados con hasta cinco años de cárcel, resolvieron un total de 8.050 asuntos, superando una vez más el número de asuntos que ingresaron, que fue de 7.534.

Estos juzgados dictaron 7.748 sentencias, de las que el 58% (4.499) fueron condenatorias, lo que indica un incremento porcentual de dos puntos y medio respecto del año anterior.

En las Audiencias Provinciales, cuyas secciones especializadas en violencia sobre la mujer enjuician los delitos más graves, con penas privativas de libertad superiores a cinco años, se dictaron 105 sentencias, 85 de las cuales fueron condenatorias, lo que representa el 81%, tres puntos por encima del mismo trimestre de 2017.

Los juzgados de menores enjuiciaron en el primer trimestre del año a 59 menores de edad por delitos cometidos en el ámbito de la violencia contra la mujer. Se impusieron medidas en el 96,6%, afectando a 57 menores, de los que 47 eran españoles.

En este primer trimestre del año se ha detectado un lve descenso en el número de menores enjuiciados, 59, frente a los 62 menores del primer trimestre de 2017.

 

Fotos