El PP matizará su proposición sobre la carrera profesional de los funcionarios de Castilla y León

Herrera, flanqueado por De la Hoz y Mañueco./A. Mingueza
Herrera, flanqueado por De la Hoz y Mañueco. / A. Mingueza

El enrevesado artículo que establece condicionantes de ingresos para garantizar la estabilidad presupuestaria es el principal escollo

S. ESCRIBANO

El Grupo Parlamentario Popular enmendará hoy la proposición de ley para desarrollar la carrera profesional de los empleados públicos de la Junta que él mismo ha elaborado y que presentó su presidente y candidato del PP a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a finales de noviembre.

A última hora de la mañana de hoy martes, 22 de enero, termina el plazo para registrar enmiendas y el portavoz del PP en las Cortes, Raúl de la Hoz, confirmó ayer que presentarán las suyas con el objetivo de «recabar apoyos» para una iniciativa orientada a reconocer «la trayectoria y el esfuerzo personal» de los trabajadores en nómina de la Junta. Eso supone matizar aspectos del planteamiento inicial.

La proposición de ley del PP regula los beneficios retributivos para todos los empleados, mediante un «complemento de carrera» que se obtendrá a partir de los cinco años de antigüedad si se reúnen otros méritos en el desarrollo del trabajo. Luego establece el acceso progresivo a otras tres categorías más, siempre «mediante convocatoria previa una vez que se haya evaluado positivamente el desempeño profesional». La primera convocatoria se plantea como máximo para 2020. El escenario que se abre a partir de ese momento es uno de los escollos que alejan a la oposición de los planteamientos del PP.

El artículo 7 permite no convocar la segunda y sucesivas ediciones de la carrera profesional, si las entregas a cuenta que el Gobierno central aporta a los presupuestos autonómicos no cumplen determinadas premisas respecto a la partida de los gastos de personal y el objetivo de déficit. Su redacción es un verdadero galimatías.

La parte contratante de la primera parte...

La redacción del condicionante que recoge el apartado 2 del artículo 7 para convocar el procedimiento para reconocer la carrera profesional de los empleados públicos de la Junta es así de enrevesada: «Se podrá convocar... cuando los ingresos ordinarios del sistema de financiación de las comunidades autónomas sujetos a 'entregas a cuenta', así como la liquidación consignada en dicho año, se incrementen respecto al año anterior, en un importe equivalente al doble del incremento de los gastos de personal consignado en la ley anual de presupuestos, incrementado en la variación, en términos absolutos, que experimente dicho año el objetivo de estabilidad presupuestaria asignado a Castilla y León», recoge el artículo de la proposición de ley del PP.

Establece unas condiciones «imposibles», a juicio del procurador Manuel Mitadiel, de Ciudadanos. El popular Raúl de la Hoz se muestra abierto a redactar este controvertido artículo «de forma que se eviten interpretaciones interesadas. Se ha hecho mucha demagogia». El portavoz del PP resalta que obligatoriamente se hará una primera convocatoria en la que entrará todo el personal con más de cinco años de antigüedad y que la repercusión sería limitada si algún año, produciéndose esa situación, no se convoca. Desde el año 2000 esos condicionantes presupuestarios se han dado en dos ocasiones.

«El PP hace un planteamiento estrictamente electoral y será el próximo gobierno de la Junta quien deba acometer, en serio, el desarrollo de la carrera profesional», asegura José Francisco Martín, procurador del PSOE, quien incide en que «es el colmo que el Grupo Parlamentario Popular tenga que enmendarse a sí mismo».

Todas las formaciones ultimaban ayer las enmiendas que presentarán hoy a esta proposición de ley que las Cortes tramitan por un procedimiento de urgencia que acorta plazos y permitirá su debate y votación antes de que en marzo se disuelva la Cámara regional y termine la actual legislatura.