Madrid, el gran mercado de Castilla y León: duplicará su consumo en 2030 y comprará 6.000 millones

Interior de Mercaleón./Gráfico
Interior de Mercaleón.

Irene Núñez recuerda «la proximidad y las buenas comunicaciones» de la Comunidad con la capital, que permiten llevar «fresco» a diario

ICAL

La autonomía con la capital económica y política de España se convertirá en el gran destino al que se dirigirá el comercio de Castilla y León durante los próximos años. Madrid crece y es el territorio que más población suma año a año, lo que convierte su espacio en un gran centro de consumo cada vez más importante que requerirá cada día de más productos de abastecimiento.

Un estudio del proyecto C-intereg de Ceprede asegura que entre 2015 y 2030 el comercio de la Comunidad con el resto de autonomías españolas avanzará de la mano madrileña, donde acabarán destinándose 5.877 millones en mercancías. Los datos difundidos indican que en 2015, las ventas a Madrid también encabezaron el comercio de la Comunidad, con 2.763 millones, pero a este destino le siguió muy de cerca el País Vasco con 2.729 millones.

La cuota del comercio madrileño dentro de las exportaciones a otras regiones de Castilla y León crecerá el 24 por ciento respecto a las cifra de 2015, las últimas disponibles sobre los intercambios comerciales entre territorios autonómicos. En concreto, los datos, recogidos por Ical, revelan que el mercado madrileño supondrá ese año en el futuro el 19,4 por ciento del total de ventas interregionales de Castilla y León, es decir, se 'comerá' casi uno de cada cinco euros de los productos vendidos en España por las industrias de Castilla y León.

Proximidad y buenas comunicaciones

La directora general de Comercio y Consumo de a Junta, Irene Núñez, reconoció la importancia de Madrid para el comercio de Castilla y León, porque es el mercado central y uno de los más importantes de la península a pesar de no tener puerto. Nuñez recalcó también su ubicación, «la proximidad y las buenas comunicaciones que tenemos con la capital, a través de vías rápidas, que favorecen mucho el movimiento de producto fresco, en menos de 24 horas esta en el mercado, de «Mercamadrid mueve mucho volumen de estos datos».

En este sentido, recalcó que la industria agroliamentaria es «sin duda» la de mayor peso en el comercio con otras autonomías, porque es la «específica» de Castilla y León, cuya «producción y trasformación tienen lugar aquí». «Aunque tengamos otros bienes y servicios, el diferencial de Castilla y León está en la industria agroalimentaria», dijo a Ical, para recordar que aunque el sector del automóvil tiene un peso mayor, su tendencia es a moverse hacia los puertos, para el comercio internacional.

Comercio global

El análisis, basado en predicciones sobre la evolución del PIB con valores próximos al tres por ciento anual en España, refleja que la Comunidad será el origen del más del nueve por ciento del total de flujos inter-regionales, con un volumen de total de 30.157 millones de euros, cuando en la actualidad no llega a 20.000. La industria agroalimentaria liderará con diferencias las ventas, al igual que ocurre en el presente.

En este sentido, Ceprede augura que Castilla y León será la tercera autonomía por volumen de ventas al resto de España, por detrás de Cataluña (61.139 millones de euros); y Valencia (31.303). El estudio asegura que la Comunidad superará a Andalucía (29.331); Castilla-La Mancha (26.858); País Vasco (23.541); Murcia (22.683) y Galicia (18.392). El resto de autonomías sumarán 78.417 millones de euros, para un total interregional en movimiento de 321.826 millones, frente a los 215.000 millones de hoy en día.

El estudio, bajo el título '¡Cómo será el comercio inter-regional en 2030?', revela, no obstante, que los flujos exportadores sectoriales «más potentes» en la España autonómica, corresponderán a la Comunidad catalana en materia de agroalimentación y precisa que desde ese territorio llegarán a Castilla y León productos de esta industria, a pesar de la potencia castellan y leonesa en estas actividades, por valor de 4.203 millones de euros. Las ventas de Cataluña a Castilla y León representarán el 0,8 por ciento del total de flujos inter-regionales ese año proyectado hacia adelante en el tiempo.

La directora de Comerio valoró la tendencia «positiva» de los datos ventas globales de la Comunidad que vaticina el informe C-Intereg para 2030, y constató que aunque «son hipótesis sobre variables, lo más normal es que el resultado se aproxime». Sin embargo, advirtió de que variables políticas y estructurales pueden condicionar el resultado final en el tiempo, y recordó que el año pasado, por ejemplo, con la sequía, todo el crecimiento de la Comunidad se vio condicionado, y el consumo también.

Nuñez recordó que el principal mercado para Castilla y León es el resto de España y aunque asumió que se podría situar como la tercera con mayores ventas a otras regiones, por «somos productores natos», la Comunidad también recibe mucho del resto porque «somos muy deficitarios en algunos en bienes y servicios« y también «nos vendrá bien incidir en el exterior».

Consumo interno

En cuanto a las producciones de las autonomías, que se comercializarán en sus propios territorios, es decir, los flujos intra-regionales, el estudio indica que en el caso de Castilla y León, se auto-abastecerá de productos por 19.487 millones de euros en 2030, con un importante crecimiento desde los poco más de 11.000 que asume en la actualidad (10.907 en 2015 el año base para el informe). En el caso de España, las producciones que no saldrán de las autonomías generadoras, sumarán 273.926 millones de euros en 2030, cuando hoy están por debajo de los 160.000 millones.

Ralentización en 2018

C-Intereg también actualizó este mes sus datos de comercio autonómico correspondientes al primer trimestre de 2018, cuando las ventas de la Comunidad, tanto dentro como hacia otras autonomías como hacia el exterior se ralentizaron.

En concreto, las cifras aportadas por Ceprede revelan que los bienes que se produjeron en el territorio de la Comunidad y que se consumieron dentro de sus nueve provincias ascendieron a 2.503 millones de euros, lo que supone una merma del 4,7 por ciento en comparación al mismo periodo de 2017.

Asimismo, las exportaciones a otras autonomías españolas sumaron, siempre según las mismas fuentes, 4.000 millones de euros redondos, con una pronunciada caída respecto al año anterior del 9,7 por ciento. En cuanto a las exportaciones, se situaron en los tres primeros meses del año en los 3.932 millones de euros, que reflejan una desaceleración del 3,6 por ciento respecto al 2017.

En cuanto a las importaciones a la Comunidad, el resto de las autonomías españolas vendieron productos a Castilla y León por 4.452 millones de euros, con una reducción del 1,2 por ciento; mientras que desde otros países llegaron productos por 3.398, un 2,8 por ciento menos que un año antes.

Con estos datos, el documento concluye que el saldo comercial con España registró un déficit para la Comunidad de 453 millones de euros, cuando en 2017 fue solo de 77; mientras que con el otros países se mantuvo un superávit de 534 millones, aunque un 7,9 por ciento inferior al experimentado en el ejercicio anterior.

La producción efectiva de la Comunidad, entendida como la suma de las ventas dentro del territorio regional, a otras autonomías y en otros países, alcanzó los 10.434 millones de euros, con un retroceso del 6,3 por ciento, respecto al primer trimestre de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos