La Junta tiende la mano a les sindicatos y les invita a negociar las 35 horas la próxima semana

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la reunión de este viernes con representantes de la Plataforma Soria Ya!. /Miriam Chacón-Ical
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en la reunión de este viernes con representantes de la Plataforma Soria Ya!. / Miriam Chacón-Ical

Fernández Carriedo se muestra «optimista» para alcanzar un acuerdo que permita reducir la jornada y mejorar la retribución salarial

LeonoticiaS
LEONOTICIASValladolid

La Junta de Castilla y León da el «primer paso» y tiende la mano a los sindicatos para abordar la aplicación de la jornada de 35 horas semanales para los empleados públicos en las mesas de negociación que se convocarán a partir de la próxima semana. Así lo ha asegurado hoy el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, quien se mostró «optimista».

Fernández Carriedo, que ha comparecido en la Presidencia de la Junta, tras la reunión con la Plataforma Soria Ya!, destacó la «voluntad» del Ejecutivo de llegar a acuerdos sobre la jornada laboral, pero remarcó que debe ser compatible con la mejora salarial. El consejero se ha referido así al conflicto abierto con los sindicatos de la función pública, que plantean movilizaciones, con una huelga general el 6 de noviembre.

La Junta afronta con una actitud de «mano tendida» la búsqueda de un nuevo acuerdo con los sindicatos, que insisten en aplicar desde el 1 de enero la jornada de 35 horas. Fernández Carriedo señaló que el Gobierno autonómico quiere buscar la fórmula que permita reducir las horas de trabajo y garantizar la prestación y calidad de los servicios, el equilibrio entre departamentos, así como la sosteniblidad en el tiempo.

«Nos tenemos que reunir con ellos», insistió el consejero de Economía y Hacienda, que rechazó que el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, por su «talante», no ofreciera una salida a los sindicatos. Por ello, pidió «negociar desde ya» para buscar un acuerdo, que recalcó depende de las dos partes. Así, indicó que la pórroga del horario de verano es una de las cuestiones que se tienen que abordar.

Finalmente, Fernández Carriedo insistió en que la Junta invita a los representantes sindicales a sentarse a dialogar en las mesas de negociación, que podrían ser sectoriales, para tratar las peculiaridades de cada servicio, así como de la Administración General.