La Junta sólo aplica el 31% de las recomendaciones del Consejo de Cuentas

Edificio del Consejo de Cuentas en Palencia./Antonio Quintero
Edificio del Consejo de Cuentas en Palencia. / Antonio Quintero

La evolución experimentada por la Junta desde que el Consejo de Cuentas realiza este informe se ha incrementado de un 13 % en 2013 a un 31 % en 2018

EL NORTE

La Junta de Castilla y León sólo aplicó en 2018 el 31 % de las recomendaciones realizadas por el Consejo de Cuentas en sus informes de fiscalización -72 de 172-, un punto menos que en el anterior ejercicio analizado, aunque esta entidad valora que en los últimos años hubiera una mejora.

El Informe de Seguimiento de las Recomendaciones, correspondiente al año 2018 y publicado este lunes, detalla que durante los últimos seis años el conjunto de las administraciones y entidades públicas fiscalizadas han seguido el 43 % de las recomendaciones realizadas por el Consejo de cuentas -436 de las 1.022 planteadas-.

El pasado año las recomendaciones seguidas por estas mismas entidades equivalieron al 42 % -72 cumplidas de 172 analizadas-, cuanto puntos porcentuales menos que en el anterior ejercicio.

Junto al 42% de cumplimiento íntegro o parcial de las recomendaciones por el conjunto de las administraciones y entidades públicas, el Consejo de Cuentas ha añadido que hay un 19% de recomendaciones que, no habiendo sido todavía aplicadas a la fecha de realización de este informe, el ente fiscalizado ha tomado en consideración por estar de acuerdo con su contenido, lo que, de cumplirse finalmente, elevaría el grado de aceptación al 61% del total.

Este porcentaje de cumplimiento se obtiene de un dispar grado de seguimiento de las administraciones, con las diputaciones como las más cumplidoras en términos relativos en 2018, al alcanzar el 71 % -15 de 21-, y la Junta de Castilla y León como la que presenta un porcentaje inferior.

En el caso de los municipios el porcentaje de cumplimiento de las recomendaciones el pasado año fue del 49 % -25 de 52- y en las universidades fue del 35 % -11 de 32-.

La evolución experimentada por la Junta de Castilla y León desde que este informe de cumplimiento es realizado por el Consejo de Cuentas es del 13% de cumplimiento total o parcial en 2013, del 20% en 2014, del 22% en 2015, del 22% en 2016, en 2017 del 32%, y del 31% en 2018.

El Consejo de Cuentas «valora positivamente» las mejoras introducidas mediante la aplicación de las recomendaciones registrada, si bien insta a la puesta en práctica de las recomendaciones no atendidas con el objetivo general de avanzar en la calidad de la gestión pública.