La Junta pedirá al Gobierno un IVA reducido para fomentar el uso de la biomasa como energía

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, inaugura la Feria 'Expobiomasa 19'./Chacón
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, inaugura la Feria 'Expobiomasa 19'. / Chacón

Suárez-Quiñones destaca que este combustible se priorizará en los edificios públicos de la comunidad, líder nacional en su consumo, reducción de emisiones, potencia generada, negocio y la segunda en empleos

ICALValladolid

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció este martes que la Junta solicitará al Gobierno la aplicación de un IVA reducido a la biomasa forestal para fomentar su uso como energía. «No solo lo promoveremos para el combustible si no para todos los equipamientos que están alrededor de este recurso. Si nos tenemos que comprometer en la lucha contra el cambio climático, tiene que ser con medidas reales y efectivas», puntualizó.

En este sentido reclamó para Castilla y León una reducción impositiva como ya existe en países como Alemania, Reino Unido y Francia. «La biomasa no solo es el futuro si no el presente ya de nuestra economía, y desde luego, de una Comunidad más sostenible», dijo en la inauguración de la feria internacional 'Expobiomasa 2019' en Valladolid.

«Este IVA reducido supondrá una serie de beneficios económicos sociales y mediombientales y se se deberá aplicar tanto a la biomasa forestal como a las instalaciones necesarias para su transformación y a la energía distribuida por redes de calor, mayoritariamente alimentadas con este combustible en sintonía con lo que ya ocurre en otros países europeos», explicó. En esta línea entendió que la reducción en la recaudación en la Hacienda Pública se compensará en «un plazo razonable con el incremento de actividades económicas relacionadas con la obtención y uso de biomasa, además de mejorar la balanza comercial del país».

En torno al certamen ferial, el consejero sostuvo que se trata de «uno de los cinco grandes a nivel mundial» en el ámbito de la energía, donde recordó que se dan cita 540 expositores de 30 países y las primeras firmas internacionales en materia de bionergía. «Aquí se presentan sus desarrollos, tecnologías, calderas industriales, domésticas, maquinaria forestal y el mejor estado de la ciencia en materia ambiental en una Comunidad y una ciudad como Valladolid, con líneas políticas especialmente motivadas para reducir el uso de combustibles fósiles», expuso.

Fijar población y empleo

Sobre la biomasa Suárez-Quiñones resaltó que se trata de una fuente de energía «autóctona, limpia, renovable, barata y con un precio sostenido» y, su recogida en el monte «libera además restos que se queman en los incendios, permite anidar otro tipo de cultivos y, desde luego, fijar población el medio rural con un empleo estable».

En esta línea, recordó que la Junta «lleva muchos años» trabajando en la promoción del uso de la biomasa y desde la Consejería se apoyan proyectos industriales para generar energía eléctrica como en el caso de Garray (Soria), a través de la planta de Gestamp, o la de Forestalia, en Cubillos del Sil (León), que se pondrá en marcha en marzo de 2020, la primera como 17 megawatios y la segunda con 50.

También destacó que desde 2003 se han invertido 35 millones en la promoción de redes de calor que alimentan más de un centenar de edificios públicos, «siendo Valladolid la que cuenta con la mayor de ellas para calefacción y agua térmica con energía generada a través de biomasa en instalaciones de titularidad pública, entre ellas la Universidad y el Hospital Clínico». «Vamos a hacer cambios normativos para que en las edificaciones públicas la biomasa sea utilizada como recurso energético», aseveró.

El consejero de Medio Ambiente dijo que la capacidad de producción de biomasa en Castilla y León se cifra en más de 225 millones de toneladas y «sólo se aprovechan 700.000, lo que muestra la capacidad de crecimiento del sector». Sobre esta industria dijo que permite a Castilla y León liderar la reducción de emisiones de C02 por el uso de este combustible, «casi el equivalente a retirar 600.000 vehículos viejos del mercado», además de en su consumo, ocupando el segundo puesto en actividad económica -325 millones al año- y empleos generados tras Andalucía.

Por su parte, el director del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que depende del Ministerio para la Transición Ecológica, Joan Groizard, dijo en torno a la Feria 'Expobiomasa 2019' que «sigue creciendo» dentro de un «sector puntero» que cada vez «está más tecnificado y ofrece soluciones de alto nivel» y por lo tanto preparado para los nuevos reglamentos europeos. «No sólo en temas de ecodiseño y no hablamos de una chimenea de cualquier tipo si no de instalaciones de calidad, de bajas emisiones contaminantes y que permiten luchar contra el cambio climático», declaró.

Apoyo institucional

Así, recordó que desde el Gobierno se aboga, con ayuda de las administraciones autonómicas y locales por potenciar el apoyo al sector, «para que pueda jugar ese papel de reducir emisiones y el impulso de una industria que al final genera puestos de trabajo verdes, tecnificados y de calidad y no deslocalizables».

Finalmente, la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, agradeció el apoyo de la Junta, el Ayuntamiento de Valladolid, la Feria de Muestras, la Asociación Europea de Bionergía y el IDAE por su colaboración en la orgamnización de 'Expobiomasa'. «Se trata del certamen del sector que más puede ayudar a la fijación de población en el medio rural. Nuestros montes y campos es donde podemos encontrar biomasa como materia prima y si este sector crece será bueno para toda la sociedad», concretó.

Así, dijo, en el conjunto del país se aprovechará mucho más un recurso energético limpio y renovable que, dijo, «está en nuestro patio trasero» y, de esta forma, se «dejará de importar tantos barriles de petroleo y gas». «Es la mejor forma para luchar contra el cambio climático y seguiremos dando pasos decididos con un sector como el de la biomasa que crece con solidez, garantías de continuidad y tecnológicamente avanzado», concluyó.