La Junta logra ahorros por 42,4 millones de euros en lo que va de legislatura gracias al sistema centralizado de compras

La Junta logra ahorros por 42,4 millones de euros en lo que va de legislatura gracias al sistema centralizado de comprasGráfico

La Consejería de Hacienda destaca que el sistema simplifica procedimientos, logra mejores condiciones económicas y permite un mayor control del gasto

ICAL

Concentrar las compras reduce costes gracias a la obtención de importantes rebajas en los precios y a la disminución de los recursos administrativos necesarios para los procedimientos de adquisición de bienes y servicios. La Junta cuenta con un sistema de adquisición centralizada propio y también emplea el de la Administración General de Estado, a través del Ministerio de Hacienda, con importantes impactos positivos en sus cuentas.

Las cifras confirman el acierto de esta política, ya que en lo que va de legislatura, los ahorros obtenidos por la autonomía con la compra centralizada de bienes y servicios asciende a 42,4 millones de euros, cantidad que supera ya con creces el dato de la pasada legislatura completa (2011-2015) cuando alcanzaron los 31,9 millones. Los ahorros directos por mejora de precios ascendieron a 37,39 millones, mientras que los indirectos sumaron algo más de cinco millones de euros.

Los guarismos facilitados a Ical, por la Consejería de Economía y Hacienda, reflejan que la Junta se gastó desde el inicio de esta legislatura, a mediados de 2015, hasta junio de este año, 371,65 millones de euros de forma centralizada en 1.318 expedientes, con 200 para servicios de vigilancia (53,8 millones) y 179 de limpieza (185,9); y 714 de suministro eléctrico (102,1) y 225 de gas natural (29,6).

En este sentido, el departamento que dirige Pilar del Olmo estima que estas adquisiciones comunes supusieron un ahorro de 40,1 millones de euros, 35,5 millones de forma directa, y 4,6 indirectamente. Los mayores ahorros globales se produjeron en la contratación del servicio de limpieza, con 23,8 millones, seguido por el suministro de electricidad, con mejoras por 7,6. Asimismo, con la contratación centralizada del servicio de vigilancia, el Gobierno autonómico ahorró 7,4 millones de euros; mientras que con la compra del suministro de gas natural alcanzó 1,2 millones.

El objetivo principal de este tipo de contratos de suministros energéticos es la reducción y optimización de los precios al someterlos al «ritmo y competitividad del mercado». En concreto, durante el pasado año, se tramitaron 54 expedientes de suministro de gas natural homologado afectando a más de 110 puntos de consumo diferentes dependientes de centros de la Administración autonómica, con un importe de facturación estimado de 5.412.500 euros. En lo que va de legislatura (hasta junio de 2018) se han tramitado 225 expedientes por 29,6 millones de euros.

Por otra parte, la utilización del sistema de adquisición de bienes homologados por la Administración General del Estado, desde el inicio de la presente legislatura y hasta el 30 de junio, permitió unos ahorros de 2,2 millones de euros, 1,8 de forma directa y 416.550 euros de manera indirecta. Estos ahorros correspondieron a 149 expedientes de compra, por un importe global de 18,8 millones de euros.

Este apartado incluye 36 expedientes de adquisición de 185 vehículos (87 turismos y 98 industriales), con nueve eléctricos y seis híbridos. El importe asociado a estas compras es de 4,6 millones de euros, y los ahorros directos en este concepto para las arcas de la Comunidad, gracias al uso de este sistema centralizado estatal se cifran en 921.742 euros directos y 126.000 indirectos.

Objetivos cumplidos

Fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda destacaron a Ical, que el sistema de adquisición centralizada de la Comunidad, permite una «simplificación de los procedimientos» junto a la «obtención de mejores condiciones económicas mediante la aplicación de economías de escala».

Asimismo, constataron que esta apuesta en las compras de la Junta está dirigida a lograr un «mayor control del gasto» así como un «incremento de la eficiencia». Otros retos a los que hace frente este sistema es el «comportamiento medioambiental» y, así, «la tramitación completa de los contratos basados es totalmente electrónica». «Los datos confirman que este sistema de homologación en la compra centralizada permite diminuir costes», resumieron.

El sistema centralizado de la Junta es de carácter obligatorio para la Administración General e institucional de la Comunidad (consejerías, organismos autónomos y entes públicos de derecho privado). Asimismo, pueden recurrir al mismo de forma voluntaria las empresas públicas, fundaciones públicas, universidades públicas, consorcios y fundaciones que la Comunidad contribuya mayoritariamente a financiar, y aquellas administraciones locales que se hayan adherido.

En este sentido, la contratación centralizada en municipios con población inferior a 20.000 habitantes excede de las competencias de la Comunidad autónoma pasando a ser de las diputaciones correspondiente. Actualmente se encuentran incorporados al sistema de adquisición centralizada por adhesión a través de la figura de convenio las diputaciones de Zamora, Valladolid y Palencia y el Ayuntamiento de la capital zamorana.

El funcionamiento del sistema supone que una vez adjudicado el correspondiente acuerdo marco de homologación, se elaboran los catálogos de suministros y de servicios homologados para su utilización por los potenciales adquirentes. Para llevar a cabo cada una de las adquisiciones, las unidades administrativas deberán formular la petición de ofertas vinculantes a las empresas suministradoras o prestadoras de servicios. En materia de homologación, actualmente, están vigentes los servicios de vigilancia y seguridad, limpieza, y suministro de gas natural.

Contenido Patrocinado

Fotos