La Junta dice que la convivencia escolar «es correcta» y que aunque el acoso baje «preocupa cualquier caso confirmado»

La Junta dice que la convivencia escolar «es correcta» y que aunque el acoso baje «preocupa cualquier caso confirmado»

Los grupos políticos de las Cortes piden no quedarse solo en estadísticas, junto a tolerancia cero y más técnicos educativos que atiendan a la diversidad del alumnado en otras situaciones de convivencia que generan sufrimiento

ICAL

El director general de Política Educativa de la Junta, Ángel Miguel Vega, que compareció este martes en la Comisión de Educación de las Cortes, consideró a modo de balance de legislatura que la convivencia escolar en la Comunidad «es correcta e incluso adecuada». Pese a ello, y a que en el curso 2017-2018 hubo más denuncias sobre posibles casos de acoso escolar pero menos casos que al final fueron confirmados, precisó que «no cabe la auto complacencia y cualquiera de ellos es grave y preocupante».

Vega recordó tras su última comparecencia sobre este tema en junio de 2018 la situación de los indicadores de convivencia en los centros educativos denota que se «tiende a una estabilidad» y que, en general, existe «un buen clima de seguridad gracias al trabajo de todos, alumnos, entorno escolar, profesores y direcciones provinciales».

A su vez, reconoció que este logro se produce también por el trabajo de los partidos políticos con sus aportaciones, «y críticas cuando es preciso», en las comisiones de Educación para mejorar el modelo de convivencia. «Pese a este balance no hay que dormirse por que siempre hay que mejorar y estar atentos a nuevas señales sobre la situación de acoso escolar. Cualquier logro se convierte en un nuevo reto para llevar a cabo actuaciones que son variadas y siempre situando al alumno en el centro educativo», expuso.

En cuanto a las incidencias en materia de convivencia, Vega precisó que son «estables» y afectan a un 2,5 por ciento del total del alumnado con un ligero incremento el pasado año. La situación se da especialmente en la disrupción escolar y en la denominada violencia de baja intensidad, que se produce sobre todo en niveles bajos, en primero y segundo de ESO. «El perfil es masculino en tres de cada cuatro de estos casos y sube un poco más en alguna situación, mientras que en el caso del ciberacoso el perfil es más femenino como dato», dijo.

Igualmente, señaló que las actuaciones y protocolos para prevenir estas situaciones aumentaron un diez por ciento el pasado curso y que «se intenta actuar con más recursos», teniendo en cuenta el estudio encargado al Instituto Crímina de la Universidad de Elche, que se irá aplicando en los nuevos desafíos y amenazas que especialmente surjan en relación al uso de nuevas tecnologías.

Acoso escolar

Incidiendo en el acoso escolar, Vega precisó que «generalmente está oculto» y que no hay que escatimar el trabajo «para actuar más y mejor», al tiempo que recordó que se han ido incrementando las denuncias sobre su posible existencia «y, aunque finalmente no se confirmen casos, al existir alarmas cuanto más sepa mucho mejor para actuar de forma preventiva». «El acoso es una realidad invisible y no hay que esconder ninguno debajo de la alfombra, y si es posible, afrontarlos siempre desde una perspectiva educativa», opinó.

Además, el director general de Política Educativa recordó que se llevan recogiendo datos sobre convivencia escolar a lo largo de los últimos 15 años que aportan los centros educativos y se puede controlar al alumnado reincidente. También expuso como novedad positiva la puesta en marcha de obras de teatro contra el acoso escolar, que cuenta con la valoración positiva de docentes, alumnos y familias. «No solo se asiste a la obra si no que luego se participa en un taller sobre acoso y ciberacoso. Han empezado este curso en algunas provincias y se seguirá en el resto», explicó.

Intervenciones de grupos políticos

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Educación, Jesús Alonso Romero, pidió que en un tema «relevante e importante» como el de la convivencia escolar se tenga en cuenta el siempre papel que juegan los alumnos. Además preguntó qué queda por hacer y si se puede valorar el por qué no se lleva a cabo, junto a la necesidad de seguir actuando de forma compartida con los centros educativos, la Consejería de Educación y el Ministerio del ramo, dentro del ámbito competencial de cada administración.

En el Grupo de Ciudadanos, su portavoz, José Ignacio Delgado, agradeció el esfuerzo de la Dirección General de Política Educativa en la lucha contra el acoso escolar pero pidió «no quedarse solo en los datos e intenciones», ya que lo que realmente preocupa «es la seguridad y una buena educación y que los protocolos de actuación funcionen, más que rellenar papeles y estadísticas». También dijo que queda mucho por hacer y que se debe comprobar si «se llevan a cabo las mismas medidas en los centros del ámbito rural, ya que aunque son menos alumnos y se identifiquen mejor los casos de posible acoso no cabe la auto complacencia y hay que seguir vigilantes».

Por parte del Grupo Podemos, su portavoz, Lorena González -aunque agradeció que por primera vez se entregase a los grupos el texto de la comparecencia- criticó que llegara solo tres horas antes y con tiempo escaso para estudiarlo, excusándose el director de Política Educativa por no haberlo podido ultimar y resumir antes por compromisos laborales.

La procuradora se congratuló de que en convivencia escolar «Castilla y Léon sea una de las pocas cosas en la que no se encuentra a la cola», pero pidió que se atienda mucho mejor las situaciones de diversidad del alumnado. «Hay alumnos, como alguno que sufre epilepsia, que se tiene que quedar en el aula cuando hay excursiones al no haber asistentes técnicos educativos. Algo similar ocurre con los que se hacen necesidades encima y son apartados hasta que llegar sus padres a cambiarlos. Todo esto genera sufrimiento y la convivencia no solo son los casos de malas conductos o acoso», enfatizó.

En el lado del Grupo Socialista, su portavoz, Fernando Pablos, señaló que en nueve meses desde la última comparecencia «si hay algunos avances no se perciben bien del todo», e insistió en la necesidad de aplicar tolerancia cero ante cualquier tipo de acoso en el ámbito educativo y para los encubridores. Igualmente pidió que se actúe de igual forma en los protocolos en los centros concertados aunque haya menos denuncias que en los públicos.

También pidió que además de ser muy positivo que en el tema del acoso escolar colabore con los centros educativos el Colegio de Psicólogos se contacte también con el de Educadores Sociales, a lo que el director de Política Educativa indicó que se intentará a través de un convenio similar. Finalmente Pablos pidió que extienda el teatro escolar contra el acoso como experiencia positiva, al haberse hecho en Valladolid, León, Zamora y en breve en Soria, para que llegue al resto de provincia, lo que se llevará a cano según Ángel Miguel Vega.