La Junta defiende una EBAU menos dura y similar a la de otras regiones

Manifestación de estudiantes este jueves en Palencia para reclamar una EBAU única en toda España./Marta Moras.
Manifestación de estudiantes este jueves en Palencia para reclamar una EBAU única en toda España. / Marta Moras.

«Se trata de ayudar a los estudiantes de Castilla y León para que no se vean perjudicados», dice Milagros Marcos

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

La Junta de Castilla y León lleva años abogando por la creación de una sola prueba de acceso a la Universidad en todo el país que evite las diferencias de nivel educativo existentes entre las comunidades autónomas. La demanda de unificar la EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad) ha chocado contra el muro del Gobierno central, reacio hasta la fecha a aceptar esta demanda. Por eso, desde la Junta se ve positivo que el nivel de exigencia se haya reducido en las últimas convocatorias para evitar que los alumnos de la comunidad sufran más agravios comparativos.

«El Partido Socialista se niega a avanzar en una EBAU única, lo que provoca que nuestros estudiantes se vean perjudicados. Por lo tanto, lo que se trata es de ayudar a los estudiantes de Castilla y León, sin bajar el nivel de exigencia de su formación, pero sí facilitándoles la posibilidad de adecuar el nivel de la EBAU a las características que tienen otras comunidades autónomas», declaró este jueves Milagros Marcos, portavoz de la Junta.

«El objetivo de Castilla y León no es que se rebaje el nivel de exigencia, nos gustaría que fuese el mismo para todos los estudiantes del país y, por eso, lo razonable sería una EBAU única», añadió Marcos.

Grupos de cuatro profesores de universidad y cuatro de instituto son los encargados de fijar las preguntas en cada examen de la EBAU. «Lo hacen de manera libre, no reciben ninguna indicación», explicó el consejero de Educación de la Junta, Fernando Rey, el miércoles en Soria. «Como consejero, yo no puedo decirles quitad temas, poned temas, hacedlo de una manera o de otra. Lo hacen libremente, como debe ser, porque se trata de una prueba técnica».

Sin embargo, la rebaja del nivel de los exámenes de la EBAU(la antigua Selectividad) ya es una realidad en Castilla y León. Los propios profesores encargados de fijar las pruebas (agrupados en los denominados 'grupos técnicos de materia') han ido reduciendo la dificultad de los ejercicios.

«Estos grupos de profesores han visto en los dos últimos años cómo era la prueba en el resto del país y ellos mismos han modulado mucho la exigencia, han rebajado los estándares. Los han equilibrado. En Historia, por ejemplo, no entran los cien temas que estudian los chicos en Segundo de Bachillerato, sino que solo entran 69. Y de esos 69, la propia formulación de las preguntas resulta más fácil que desarrollar un tema. La prueba del año pasado en esta y otras materias fue bastante más sencilla y razonable», apuntó Fernando Rey.

La prueba de Historia de España es la que, tradicionalmente, más temores genera, aunque el consejero de Educación recuerda que «en los dos últimos años no es la asignatura en la que los estudiantes hayan sacado peor nota. «Solo tiene la fama».

Este curso la convocatoria ordinaria está fijada para los días 5, 6 y 7 de junio, y la extraordinaria para los días 3, 4 y 5 de julio. La EBAU cuenta con una fase general en la que se realizarán pruebas de Historia de España, Lengua Castellana y Literatura II y Lengua Extranjera, asignaturas troncales. Luego, según la modalidad elegida, se efectuarán exámenes de Matemáticas II, LatínII, Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II o Fundamentos de Artes II. Para mejorar la nota de admisión, se podrán añadir hasta otras cuatro materias, así como una segunda lengua extranjera.

Los criterios de selección de preguntas no variarán con respecto a las últimas convocatorias en Castilla y León, por lo que no se prevé un nivel menor de exigencia para la cita del curso 2018-2019.

Examen accesible

«No podemos desplomar la EBAU porque provocaríamos el desplome del Bachillerato, bajaríamos el nivel. Aquí la cuestión no es que Castilla y León baje el nivel sino que otras comunidades autónomas lo eleven. Es verdad que tenemos una prueba seria, pero también es verdad que los profesores que ponen las materias la han modulado. De este modo, tenemos una prueba muy razonable. Hay unos índices razonables de aprobados y de notas. En este momento, contamos con un examen accesible», expuso Fernando Rey el pasado miércoles. El consejero recordó que «hay un perjuicio concreto a los alumnos que quieren cursar carreras como Medicina, Veterinaria o Enfermería». «Ahí está muy restringida la entrada y por eso hace falta una prueba estatal, simultánea y única en todo el territorio. Es lo razonable y lo que venimos pidiendo día y noche desde hace años».

 

Fotos