La Junta defiende armonizar los impuestos ante la bajada anunciada en Madrid

Francisco Igea en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno /Ruben Calcho -ICAL
Francisco Igea en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno / Ruben Calcho -ICAL

Castilla y León «peleará» contra Madrid, País Vasco, Navarra «y quien haga falta», según Igea

ALFREDO SÁNCHEZValladolid

El consejero de Regeneración, Transparencia y Ordenación del Territorio, Francisco Igea, compareció ayer ante los medios en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que apostó por la «armonización fiscal» para evitar que se produzca «una competencia desleal». Una cuestión, la de la armonización fiscal, que surgió a raíz de la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, que había anunciado «la mayor bajada de impuestos de la historia», con descensos en todos los tramos del IRPF y rebajas de «hasta un 5%», según anunció. En este sentido, el portavoz del Gobierno regional prometió que Castilla y León estará en la pelea por la armonización fiscal contra Madrid, Euskadi, Navarra «y quien haga falta».

En este mismo sentido, el presidente de la Junta y del PP, Alfonso Fernández Mañueco, dijo desde Madrid (asistió a la toma de posesión de Díaz Ayuso) que cree en la bajada de impuestos –que «está en el ADN del Partido Popular»– y exigió un nuevo modelo de financiación autonómica que permita una «armonización a la baja». Según Mañueco, la bajada de impuestos permite el estímulo de actividades económicas, creación de empleo y nuevas empresas y «es garantía de la prestación de servicios públicos y bienestar social», informa Europa Press. «Son políticas eficaces que permiten el asentamiento de población y la creación de empleo en nuestro territorio», añadió el presidente de la comunidad.

También coincidió con ello Francisco Igea, que reconoció que «van a seguir luchando» ya que la diferencia en los tipos de impuestos entre comunidades puede provocar efectos nocivos para la economía como por ejemplo, la «fuga de empresas» y reconoció que las diferencias fiscales en la actualidad favorecen a la Comunidad de Madrid en cuanto a los tramos del IRPF pero «que no llegan al medio punto». Sin embargo, reconoció que deberán esperar «a conocer la propuesta que se hace en la Comunidad de Madrid» para poder tomar una decisión.

En este sentido, Igea aprovechó para criticar la «falta de propuestas del Partido Socialista» y expresó que «nos congratula que el señor Tudanca haya renunciado a su propuesta de «subir los impuestos» –hasta en 2.000 millones– y haya cambiado su posición a este respecto porque «la diferencia fiscal es perjudicial». Algo en lo que le respaldó el líder de los populares en Castilla y León, Fernández Mañueco, ya que las políticas tributarias al alza «son fracasadas y lo que generan al final es más paro», advirtió.

El vicepresidente y portavoz de la Junta también lamentó el «bloqueo presupuestario» que se ha producido a nivel autonómico ante la falta de unos presupuestos generales del Estado. Por ello esperaba que «el candidato a la presidencia del gobierno, Pedro Sánchez, pueda sumar una mayoría pronto» o si no «que deje que sea otro el que consiga sumar esa mayoría». Sin embargo, afirmó que aunque se desconoce el impacto provocado por la falta de presupuestos, habría sido menor «gracias a la decisión de prolongar los presupuestos de la legislatura pasada».

También se refirió a la polémica surgida en torno al modelo rural y respondió a las críticas de los socialistas castellanos y leoneses alegando que «los pueblos no se cierran, se vacían por la ausencia de prestación de servicios» y lanzó un mensaje a los ayuntamientos sobre su obligación de cumplir la ley como administración pública, ya sea como órgano independiente o mancomunado. Igea recordó así que la Ley General del Régimen Local «esta en vigor y es clara» y que en ella se prevé «cómo se cierran, fusionan o constituyen los municipios» y lanzó un mensaje al secretario general del PSOE, Luis Tudanca, avisándole de que «en ningún apartado se le otorga capacidad de decisión sobre como se fusionan los pueblos del territorio».

Por otra parte, Igea informó de que «todas las peticiones de información a la Consejería de Transparencia han sido tramitadas y próximamente se dará respuesta a todas ellas». Y en otro orden de cosas, expresó su deseo de que «sus ojos vean el fin de las obras de la Autovía del Duero –entre Madrid y Soria– que se inició con el cerco de Numancia». Por consiguiente, señaló que la Junta respaldará todas las iniciativas de todas las plataformas que reclamen la construcción de la A-11, como las existentes en Peñafiel, Aranda de Duero o Soria. «Es difícil pedir con más insistencia que se acabe la autovía», sentenció.

Finalmente Igea abrió las puertas a la acogida de refugiados del barco de rescate 'Open Arms' (que lleva dos semanas en alta mar) por parte de Castilla y León y añadió que la propuesta se realizará en función del análisis que realice la Mesa de Seguimiento de Refugiados y que se colaborará en base a la cuota que corresponda a la comunidad por población. Además, Igea censuró las palabras del diputado y fichaje de la directiva nacional de Ciudadanos, Marcos de Quinto, quien definió en declaraciones a través de la red social 'twitter' a los inmigrantes que viajan a bordo del mencionado buque como «bien comidos». «Todos tenemos días y declaraciones desafortunadas y en este caso lo son. Los inmigrantes que viajan a bordo del 'Open Arms' son seres humanos que huyen de la guerra y la miseria», declaró el vicepresidente de la Junta.