La Junta activa la campaña invernal que contará con 1.400 profesionales y 145 máquinas quitanieves

Reunión de la Comisión de Coordinación Territorial./Miriam Chacón
Reunión de la Comisión de Coordinación Territorial. / Miriam Chacón

El primer adelanto se produjo el 26 de octubre y afectó sobre todo a la red de carreteras de la provincia de León, donde la nieve obligó al corte de 159 kilómetros de vías principales y secundarias, y al uso de cadenas en 82 kilómetros

LEONOTICIAS

La Junta de Castilla y León ha activado el operativo de la campaña invernal, que se desarrollará hasta el 30 de abril, y que contará con alrededor de 1.400 profesionales, 145 máquinas quitanieves y 128 almacenes de fundentes propios, a los que hay que sumar las dotaciones del Gobierno, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos. Así se ha determinado en la Comisión de Coordinación Territorial celebrada esta mañana para coordinar cualquier contingencia que se derive de fenómenos meteorológicos invernales en la Comunidad.

La campaña autonómica invernal cuenta con la implicación de las consejerías de Fomento y Medio Ambiente, Presidencia, Sanidad, Educación, Familia e Igualdad de Oportunidades y Cultura y Turismo; las delegaciones territoriales de la Junta; así como las administraciones locales y la Administración General del Estado.

La campaña invernal se adelantó este año ante las primeras nevadas, que se produjeron el 26 de octubre y que afectaron sobre todo a la red de carreteras de la provincia de León, donde la nieve obligó al corte de 159 kilómetros de vías principales y secundarias, y al uso de cadenas en 82 kilómetros. El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha destacado la importancia que tiene una buena planificación para poder hacer frente a situaciones adversas como ocurrió en la campaña anterior, que fue especialmente intensa llegándose a gestionar un total de 2.660 incidentes frente a los 291 del año anterior.

El pasado año

Alrededor de 1.400 profesionales, entre los que se encuentran 1.316 efectivos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, con agentes medioambientales y personal de carreteras distribuidos por todas las provincias, y el personal del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112, integran los medios humanos del dispositivo; a todos ellos hay que sumar los 2.404 voluntarios de las 106 asociaciones y agrupaciones de Protección Civil de Castilla y León.

En cuanto a los medios materiales, las nueve provincias suman un total de 145 máquinas quitanieves, 128 almacenes y silos de fundente propios, a los que se suman los del Estado, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de la Comunidad. Hay que añadir la estructura de mando y comunicación de Medio Ambiente, así como los medios y grupos de intervención del 112, que cuenta con el Centro 112, el Centro Coordinador de Emergencias, el Grupo de Rescate y Salvamento, helicóptero, y la Unidad de Apoyo Logístico y Emergencias.

Además de tener todos los medios en alerta hasta el 30 de abril para ofrecer respuesta inmediata, se considera fundamental que la población conozca cómo actuar y evitar situaciones de peligro. Para ello, la Junta ha puesto a disposición del operativo invernal, y muy especialmente de los ciudadanos, las herramientas que permiten el acceso a la información de manera adecuada y con la antelación para adoptar las medidas de prevención más oportunas para los riesgos de las inclemencias invernales.

Hay que resaltar el trabajo de planificación y coordinación del operativo acometido en cada una de las provincias, respecto de las unidades de las delegaciones territoriales que intervienen en las situaciones de riesgo, las subdelegaciones del Gobierno, diputaciones provinciales, principales ayuntamientos, así como de las empresas de suministro y servicios básicos. Todo ello siguiendo un protocolo de actuación perfectamente definido tanto a nivel provincial como autonómico para las fases de prealerta y alerta, o de activación del Plan de Protección Civil de Castilla y León (Plancal) en sus distintos niveles garantizando la coordinación y colaboración de todos los ámbitos que pueden verse afectados.

Destaca la coordinación respecto de los incidentes por desbordamientos de cauces por intensas precipitaciones de lluvia y deshielos que puedan producirse. Desde el Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil, sobre la base de los datos proporcionados por las confederaciones hidrográficas, se realizan las previsiones de inundaciones que pueden afectar a diferentes zonas, trasladando toda esa información a las delegaciones territoriales y ayuntamientos.

Además, la Agencia de Protección Civil presentará en el mes de diciembre las guías de respuesta ante el riesgo de inundaciones para 81 localidades de la provincia de Burgos y 28 de la provincia de Soria, finalizando así la entrega de 347 guías para toda la Comunidad que comenzó en diciembre del 2016 en la provincia de Zamora. Se trata de una herramienta muy sencilla, elaborada sobre la base de datos de inundaciones proporcionados por las confederaciones hidrográficas, que permite a los ayuntamientos conocer las actuaciones que deben llevar a cabo de manera previa y ante la llegada de las inundaciones para minimizar sus consecuencias.

Contenido Patrocinado

Fotos