La irrupción de las casas de apuestas marca hoy el Día Nacional Sin Juegos de Azar

Rincón de apuestas en un casino de Castilla y León, con pantallas retransmitiendo partidos de fútbol./R. O.
Rincón de apuestas en un casino de Castilla y León, con pantallas retransmitiendo partidos de fútbol. / R. O.

Los autobuses urbanos de Valladolid circularán hoy con letreros de Ajupareva y la etiqueta #DarkSideJA para llamar la atención a los más jóvenes sobre el lado oscuro del juego

S. ESCRIBANO

Las apuestas deportivas han entrado como un ciclón en el territorio de los juegos de azar. La proliferación de casas apuestas y 'corners' para apostar en casinos y salones de juego centran las reivindicaciones de la Federación Castellano y Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fecyljar) en el Día Nacional sin Juegos de Azar que se celebra hoy, 29 de octubre.

Castilla y León cuenta con 76 casas de juego y 18 de apuestas (sin contar los 'córners' de apuestas en otros establecimientos), a lo que se une el juego en la red, 'abierto', en el teléfono móvil o cualquier otro dispositivo las 24 horas del día. La federación, con implantación en Valladolid, Palencia, Burgos y Salamanca atiende a unas 1.200 familias que tratan de sobreponerse al destrozo emocional, social y económico que implica la ludopatía.

«Lo que más tememos es el impacto que tienen estas modalidades entre adolescentes y jóvenes, que están apostando sin ningún límite y animados por bonos, invitaciones y hasta tarjetas que se van sellando con consumiciones y se premia al final con un bono para apostar», explica Ángel Aranzana, presidente de la Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid (Ajupareva) y de la federación autonómica.

La efeméride del Día Nacional sin Juego coincide en Castilla y León con la actualización de la regulación sobre casinos, máquinas y salones, bingos y apuestas, además de los permisos de explotación de juegos que se desarrollen de forma remota. La Junta aprobó una batería de decretos el 27 de septiembre para simplificar trámites, adaptarse a la normativa estatal y «establecer una garantía de protección de menores y de control que evite una excesiva implantación de establecimientos de este tipo», según recoge la información facilitada por la Consejería de la Presidencia, con distancias de un mínimo de 100 metros respecto a un centro escolar y de 300 entre dos locales de juego. «Esas distancias mínimas no son algo nuevo, estaban estipuladas hace años», apunta Aranzana.

Miembros de la federación de lucha contra la ludopatía se han reunido estas semanas con procuradores de las Cortes. El presidente de Fecyljar enumera encuentros con parlamentarios del PP, IU-Equo, Podemos y Ciudadanos. No se han concretado con el PSOE, en un ámbito, el del parlamento autonómico, en el que se ha debatido una iniciativa impulsada por José Sarrión (IU-Equo) y ha registrado otra Pablo Fernández, de Podemos.

Hashtag #DarkSideJA

Demandan una nueva ley que regule el juego. La norma vigente data de 1998. También medidas restrictivas de la publicidad de apuestas, que se exija el carnet de identidad para acceder a los locales o mayor distancia respecto de centros educativos.

Los grupos políticos de las Cortes se hicieron eco de la reivindicación de Ajupareva y aprobaron en octubre de 2016 la catalogación de la ludopatía como una adicción sin sustancia. Dos años después, Ángel Aranzana apunta que siguen esperando, sin recibir apoyo público alguno, que la Junta haga efectiva esa situación e incorpore la adicción al juego a la Ley de Prevención de Drogodependencias y a los planes autonómicos. Escribieron a Juan Vicente Herrera en abril, que le respondió que en la Consejería de Familia e Igualdad estaban en ello.

Los autobuses urbanos de Valladolid circularán hoy con letreros de Ajupareva y la etiqueta #DarkSideJA, para llamar la atención a los más jóvenes sobre el lado oscuro del juego.