Rivera proclama el fin del Impuesto de Sucesiones en Castilla y León el día en que la Junta estudia un primer borrador

Rivera proclama el fin del Impuesto de Sucesiones en Castilla y León el día en que la Junta estudia un primer borrador

El presidente de Cs defiende la decisión del Ejecutivo autonómico, «encabezado» por su partido, por acabar con el «injusto» impuesto «a la muerte»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, celebró este jueves que el Gobierno de Castilla y León, que aseguró está «encabezado» por su partido, haya anunciado la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ya bonificado en algunos casos, en el día en que la Comisión Delegada de Asuntos Económicos de la Junta tuvo conocimiento, «con carácter previo» a su tramitación, del texto y memoria económica del anteproyecto que modificará los tributos propios y cedidos de la Comunidad.

«Es un impuesto injusto y el impuesto a la muerte hoy a muerto en Castilla y León», afirmó Albert Rivera en un mensaje, publicado a las 13.20 horas de este jueves en su perfil de Twitter.

Rivera explica en un vídeo que hoy es un «día muy especial» y de «buenas noticias» para las familias de Castilla y León. «Después de 40 años pagando el impuesto de la muerte, pagando el impuesto cuando se muere un familiar, un padre, un abuelo, para heredar sus bienes, su esfuerzo, su trabajo, hoy el Gobierno de Castilla y León, encabezado por Ciudadanos, ha anunciado la supresión del Impuesto de Sucesiones», añade.

«Lo hicimos en Andalucía hace unos meses y fue una gran noticia para los andaluces. Lo hicimos en Murcia también, lo estamos haciendo en Castilla y León también, pero lo más importante, lo vamos a hacer en toda España. Cuando lideremos un nuevo gobierno para España, os prometo que este impuesto no lo vamos a volver a pagar. Si lo hemos hecho ya en algunas comunidades, ahora hay que hacerlo a nivel nacional. No quiero que ni una sola familia se tenga que preocupar de si tiene que pagar impuestos cuando se muere su padre o su abuelo. Este esfuerzo, ese trabajo, ese sudor, esas tierras, esos bienes, esas casas, esas viviendas, que son suyas, que ya han pagado impuestos, no tienen porqué volver impuestos», relató Albert Rivera.

«Así que gracias a todos los que habéis confiado en nosotros, precisamente para hacer estos cambios, pero os prometo que habrá cambios también a nivel nacional porque si no es justo en Castilla y León, ni en Madrid, ni en Murcia, ni en Andalucía, tampoco es justo en el resto de comunidades autónomas y de pueblos. Buenas noticias para y, sobre todo, vendrán más buenas noticias si gobernamos España», concluyó.

Las palabras de Rivera se producen después de que la Comisión Delegada de Asuntos Económicos recibiera el texto y la memoria económica del borrador que suprimirá el impuesto. La medida, según la Junta, pretende reducir de forma significativa el coste fiscal al que se encuentran sometidas las donaciones y sucesiones de bienes y derechos entre cónyuge, descendientes y ascendientes.

La aprobación de las nuevas bonificaciones supondrá la práctica eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones para los familiares directos y facilitar el relevo generacional de empresas y negocios, así como el emprendimiento, con el mantenimiento y creación de empleo. La tramitación de este texto legislativo se inició el pasado 10 de septiembre con la consulta publica a través del portal de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León.