Iberaval cerró el ejercicio de 2018 con los mejores resultados de su historia

Burgos acogió la celebración de la Junta General de Iberaval./GIT
Burgos acogió la celebración de la Junta General de Iberaval. / GIT

A lo largo del pasado ejercicio, la sociedad de garantía recíproca avaló 4.219 operaciones de crédito por valor de casi 298 millones de euros | El riesgo vivo de la sociedad alcanzó los 761 millones de euros

El Norte
EL NORTEValladolid

La sociedad de garantía recíproca Iberaval cerró el pasado ejercicio con los mejores resultados de su historia. Según refleja la memoria de actividad, a lo largo del pasado ejercicio, la sociedad formalizó un total de 4.219 avales por valor de casi 298 millones de euros, lo que supone un incremento del 17% respecto a los datos acumulados en 2017. Gracias a este impulso, el riesgo vivo de la entidad –importe pendiente de devolución por parte de las pymes- alcanzó a finales del pasado ejercicio 761 millones de euros, lo que coloca a Iberaval como la segunda sociedad de garantía recíproca que mayor riesgo vivo acumula de toda España.

De los 4.219 avales concedidos a lo largo del pasado año, 2.319 fueron financieros, mientras que otros 1.900 fueron de carácter técnico, fundamentalmente ante las administraciones.

Con estos datos sobre la mesa, desde Iberaval no pueden hacer otra cosa más que mostrar su satisfacción. No en vano, 2018 fue el sexto año de crecimiento consecutivo, a pesar de desarrollarse en un contexto económico muy «difícil». Y es que, tal y como recuerda el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, el crecimiento de la economía en Castilla y León se vio desacelerado en 2018.

A pesar de ello, la sociedad consiguió captar el año pasado a 1.340 nuevos socios – ya son más de 27.300- durante el año pasado. La mayoría de ellos fueron micropymes (un 63%), mientras que el 37% de las operaciones correspondieron a pequeñas y medianas empresas. El importe medio de los préstamos y créditos avalados por Iberaval se situó en el entorno de los 107.000 euros, y el plazo de devolución permaneció cercano a los seis años, unas cifras muy similares a las de ejercicios anteriores. Paralelamente, la solvencia de la entidad continúa situándose por encima de los requisitos del banco de España (un 14,1% de solvencia), mientras que la tasa de morosidad se situó en el 3,8%, un índice muy satisfactorio.

En total, la actividad desarrollada por Iberaval hasta la fecha ha contribuido a crear y mantener 141.000 puestos de trabajo en Castilla y León, el 96% de los cuales tienen carácter fijo.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Y es que, tal y como reconoce Álvarez, en estos primeros meses de 2019 se está dejando sentir cierta «inestabilidad». Una inestabilidad que viene condicionada por diferentes factores internos o externos. A este respecto, el presidente de Iberaval hace hincapié en las dudas macroeconómicas derivadas de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la crisis del diésel o la ralentización de la economía en varios países del entorno. Especial incidencia puede tener este año el Brexit, que a juicio de Álvarez es un «desastre absoluto» que puede repercutir muy negativamente, no solo en la economía del Reino Unido, sino también en la española y la castellano y leonesa.

Aún así, desde Iberaval se confía en seguir creciendo con dobles dígitos y avalar durante 2019 operaciones de crédito por importe superior a los 300 millones de euros. El objetivo, en todo caso, es claro: «No va a quedar ni un solo proyecto viable sin apoyo», subraya el presidente.

Para ello, reconoce Álvarez, será clave el mantenimiento del apoyo de la Junta de Castilla y León, que a lo largo de la presente legislatura ha invertido más de 20 millones de euros para cubrir tipos de interés en operaciones financieras a pymes de la comunidad.