Ibáñez señala que todos los consejeros dirán «cosas que no gusten a los demás, pero el objetivo final es Castilla y León»

El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez./Chacón
El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez. / Chacón

El consejero de la Presidencia asegura que la recuperación de las 35 horas de los trabajadores públicos y la aplicación de la carrera profesional «ocuparán los primeros pasos» de su departamento

ICAL

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, señala que todos los consejeros del Gobierno regional dirán «cosas que le guste más o menos a alguno de los compañeros del Consejo de Gobierno, pero eso no tiene que hacer perder el horizonte, Castilla y León». Así lo asegura en una entrevista concedida al diario ABC, en la que define la relación entre los miembros del PP y Cs de «mucha cordialidad» en el Ejecutivo y «con una sensación de responsabilidad muy importante».

Al respecto, se mostró convencido de que el PP cambiará el «chip» tras estar acostumbrado a gobernar en mayoría absoluta y rechazó que exista en la Junta la sombra de ruptura o moción de censura. «Si se ha llegado a un acuerdo, lo razonable y lo lógico es que se pueda agotar la legislatura», afirma.

Por último, entre las materias pendientes de su Consejería, anuncia que la recuperación de las 35 horas de los trabajadores públicos y la aplicación de la carrera profesional «ocuparán los primeros pasos» de su departamento en materia de función pública.