Fomento 'hereda' una decena de obras en autovías en Castilla y León con una factura de 360 millones

Fomento 'hereda' una decena de obras en autovías en Castilla y León con una factura de 360 millonesGráfico

El Ministerio afronta con el nuevo presupuesto de 2018 la continuidad de los trabajos en un centenar de kilómetros

Leonoticias Diario
LEONOTICIAS DIARIOLeón

El Ministerio de Fomento recibe en herencia una decena de obras en autovías en Castilla y León, con diferente grado de avance, pero con una factura que rondará los 360 millones de euros cuando el gabinete de José Luis Ábalos termine de abonar a las empresas todas las certificaciones. Se trata de casi un centenar de kilómetros de cuatro vías de alta capacidad y del acceso urbano a Segovia.

El equipo del nuevo ministro está inmerso en una auditoría de todos los proyectos comprometidos por el anterior titular de Fomento, el 'popular' Íñigo de la Serna, que semanas antes de su salida del Ejecutivo presentó en Burgos la que iba a ser la obra de mayor envergadura de los próximos años. Se trataba de una inversión de 535 millones para completar 72 kilómetros de la Autovía Aguilar-Burgos (A-73), a través del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC).

Aunque el horizonte está despejado para la puesta en servicio este miércoles de la Autovía León-Valladolid en su tramo entre Puente Villarente y Santas Martas, el resto de obras y sus fechas se están revisando para determinar si los compromisos asumidos por el Ministerio se ajusta al estado de los trabajos. No obstante, el titular de Fomento aclaró al asumir esta responsabilidad que se mantendrían las inversiones y los contratos heredados del PP. «La voluntad es no paralizar ni demorar nada», aseguró Ábalos.

El nuevo ministro se estrenará en la Comunidad, previsiblemente, con la puesta en servicio del tramo entre Puente Villarente y Santa Martas (León), unos 20 kilómetros, que han supuesto una inversión superior a los 72 millones. Las obras comenzaron hace once años, durante el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, si bien en 2012 se abrieron 7,3 kilómetros hasta la capital, con un desembolso de 39,2 millones. El último tramo de la A-60, Villanubla-Valladolid, se inauguró en octubre de 2013.

La siguiente cinta se cortará a finales de este ejercicio, según los plazos que manejaba el anterior ministro, para abrir al tráfico parte del tramo entre Fuentes de Oñoro (Salamanca) y la frontera de Portugal de la A-62 (Autovía de Castilla), para lo que cuenta en los Presupuestos Generales del Estado de este año con 5,77 millones. Tendrá un coste total de 19,68 millones. Las obras comenzaron a principios de 2015, con un plazo de 40 meses, después de que el Ministerio tuviera que anular la anterior contratación y convocar un nuevo concurso.

Igualmente, las máquinas continúan con sus trabajos en el tramo entre San Estaban de Gormáz y la Variante de Langa de Duero, en Soria, puesto que cuentan con 8,9 millones en las cuentas de 2018. Estos 12,8 kilómetros se adjudicaron en 47,88 millones en julio de 2009, con un plazo de ejecución de 39 meses, por lo que en octubre de 2012 debería haber terminado ya. Si bien, sufrió en 2010 una paralización por la crisis que impidió que los trabajos no se retomaran hasta mayo de 2015. Fomento había confirmado que estas obras estarían terminadas a finales de 2018.

Sin fecha cierta

Sin fecha para el resto, el Ministerio prevé gastar este año 6,59 millones entre La Mallona y Venta Nueva (seis kilómetros y 24,64 millones); 7,65 millones entre Santiuste y la Variante de El Burgo de Osma (8,4 kilómetros y 33,46 millones); 8,8 millones entre El Burgo y San Esteban de Gormaz (9,2 kilómetros y 30,08 millones), y 6,25 millones entre Venta Nueva y el enlace de Santiuste (16,2 y 67,46 millones), cuyo fin esta previsto para 2019.

También para el año que viene podría inaugurarse la duplicación de la circunvalación de Segovia, de acuerdo al calendario de trabajo que manejaba el Ministerio. En los primeros meses de ese ejercicio se podrían poner en servicio los 15,5 kilómetros de la ronda segoviana, tras una inversión de 45 millones. Inclye un primer tramo de 8,4 kilómetros y una factura de 28,04 millones y un segundo, de 7,1 kilómetros y 16,97 millones.

El Ministerio también recibe una obra que acaba de comenzar. Se trata el tramo de la A-12 (Autovía del Camino de Santiago) de Burgos a Ibeas de Juarros. Estos 7,2 kilómetros se licitaron en 83,73 millones en abril de 2016 y se adjudicaron en octubre de ese año en 45,04 millones, con un plazo de ejecución de 30 meses. Las expropiaciones demoraron el inicio de los trabajos unos 15 meses hasta principios de este año, con un tímido arranque.

Finalmente, el Ministerio cuenta con 11,79 millones este año para avanzar en las obras de la A-73 (Burgos-Aguilar) entre Pedrosa de Valdelucio y Bascones de Valdavia (Palencia), 12,2 kilómetros que supondrán una inversión total de 38,8 millones. Los trabajos, adjudicados en 2009, se paralizaron en julio de 2010 y se retomaron a principios de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos