Fallos de la receta electrónica entre comunidades dificultan la atención en las farmacias rurales de Castilla y León

Cajones con medicamentos listos para su venta en una farmacia./ A. QUINTERO
Cajones con medicamentos listos para su venta en una farmacia. / A. QUINTERO

Junta y Ministerio buscan solución a un problema que hace «casi imposible» dispensar medicamentos en las horas de mayor afluencia de clientes

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJO

En el argot farmacéutico hablan de interoperabilidad para referirse a la dispensación a pacientes de otras comunidades autónomas. Pues bien, ese sistema no ha dejado de dar problemas a lo largo de los últimos días, lo que está complicando que las farmacias de la región (el problema es nacional) puedan atender correctamente a todas esas personas que llegan desde otras comunidades.

El Colegio de Farmacéuticos de Castilla y León ha remitido una circular a todos sus profesionales en la que reconoce la incidencia; es más, «desde hace unos meses, con evolución creciente y coincidiendo con la entrada en interoperabilidad de Madrid y con un mayor volumen de dispensaciones, se están detectando incidencias relacionadas con tiempos altos de respuesta que limitan la consolidación de la entrega de los medicamentos».

La incidencia empeora al incorporarse al sistema los pacientes de Madrid que pasan en los pueblos sus vacaciones

Este problema es común a la mayor parte del territorio, pero Castilla y León está «especialmente afectada» porque cuenta con «más volumen de dispensaciones en interoperabilidad», aseguran.

El presidente del Colegio, Carlos Treceño, confirmó que «se está trabajando con el Sacyl y el Ministerio para tratar de solventar la situación, no está identificado el problema pero diariamente se están implementando medidas, es una prioridad solucionarlo y la coordinación entre todos es la adecuada».

Desde el Ministerio confirmaban esta misma semana que se trata de un problema informático que «se ha controlado», pero lo cierto es que los farmacéuticos siguen igual.

Profesionales de Salamanca insisten en que lo siguen sufriendo, «en el mismo día cinco veces, así es casi imposible trabajar». En Segovia, apuntan que esas ventas son importantes para las oficinas del medio rural, pero sobre todo «hay un paciente que se ha ido tranquilamente de vacaciones porque está en territorio nacional y se traslada sin su medicación»..