Detienen a una trabajadora de un centro geriátrico de Valladolid por robar joyas a una residente

Agentes de la Guardia Civil que han intervenido en la investigación. /El Norte
Agentes de la Guardia Civil que han intervenido en la investigación. / El Norte

Había vendido en un establecimiento dedicado a la compra de oro dos lotes de alhajas por las que recibió 1.425,20 euros.

Fidela Mañoso Largo
FIDELA MAÑOSO LARGOEl Norte

Los últimos acontecimientos que están copando el capítulo de sucesos ponen en evidencia que hay numerosas personas mayores que viven solas en su domicilio y fallecen entre las cuatro paredes de su casas sin que que a veces nadie les eche de menos. Muy triste. Pero también es triste que confíes en centros geriátricos para que esa persona mayor esté cuidada, atendida y no se sienta sola, y haya empleados sin escrúpulos capaces de abusar de estas personas mayores. Y es que la Guardia Civil de Valladolid ha detenido a M.M.R, de 46 años, como supuesta autora de un delito de hurto de joyas en un centro geriátrico de la localidad de Matapozuelos.

La investigación, llevada a cabo en el marco de la operación Golki, se inició a partir de la denuncia interpuesta por la víctima en el Puesto de la Guardia Civil de Mojados, quien reside en el Centro Asistencial, en la que expone que entre los días 29 y 30 del pasado mes de abril le habían sustraído de su habitación varias joyas, de las cuales presentaba fotografías de las mismas. Con esta premisa, las líneas de investigación se centraron en los trabajadores intentando obtener toda la información posible de los mismos, con el fin de averiguar la autoría del hecho delictivo.

Tras las gestiones realizadas, los agentes pudieron constatar que en fechas posteriores al hurto, una trabajadora del Centro Geriátrico había vendido a un establecimiento dedicado a la compra de oro, dos lotes de joyas de los que recibió una cantidad de 1.425,20 euros.

Tras las inspecciones realizadas por la Guardia Civil, una vez teniendo todas las pruebas, se comprobó que las joyas del establecimiento coincidían con las fotografías que aporta el denunciante, por lo que se procedió a su detención. La Guardia Civil instruye las correspondientes diligencias que son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Medina del Campo.