Cuéllar pone en marcha una campaña de recogida de excrementos de perro

El alcalde de Cuéllar y la concejala de Medio Ambiente muestran el cartel. /M. Rico
El alcalde de Cuéllar y la concejala de Medio Ambiente muestran el cartel. / M. Rico

Medio Ambiente instalará una chapas con el lema 'Recógelo, lo llames como lo llames no tienes excusa»

MÓNICA RICOCuéllar

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cuéllar pondrá en marcha, en los próximos días, una campaña de concienciación de recogida de excrementos de mascotas por parte de sus dueños, una iniciativa con la que se espera que todos los vecinos que pasean a sus animales por las calles de la localidad mantengan un comportamiento cívico en lo que se refiere a las heces de los perros.

La campaña está diseñada con un toque de humor, con lo que se trata de llamar aún más la atención de los vecinos. Para ello se han elaborado una decena de carteles en chapa, que a partir de la próxima semana se instalarán en farolas de distintos puntos del municipio, y cuya imagen central es un pequeño perro que en una de sus patas porta una bolsa con sus heces.

A su lado, en una larga fila, casi una veintena de sinónimos de los excrementos, desde caca hasta deposición pasando por moñiga, zurullo, mojón, ñordo, plasta o defecación. Y todo ello coronado con un lema 'Recógelo, lo llames como lo llames, no tienes excusa. Y lo sabes'. En los carteles también se informa de que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

Con ello se trata de recordar de que la recogida de excrementos de los perros es responsabilidad de los dueños. Por ello, el cartel también cuenta con un código QR que se puede descodificar a través de los teléfonos móviles y a través del cual se accede a la ordenanza municipal sobre limpieza de la vía pública, en la que se refleja esta cuestión.

La ordenanza tiene por objeto regular la limpieza en la vía pública en lo referente al uso por los ciudadanos, y establecer medidas preventivas, correctoras y reparadoras orientadas a evitar el ensuciamiento de la misma. En su apartado de prohibiciones, el artículo 20 es el que hace referencia a los excrementos de las mascotas.

En concreto, la ordenanza señala que los propietarios o responsables de animales deben impedir la deposición de excrementos en áreas de tránsito peatonal, jardines, parques y en zonas donde expresamente esté prohibido. La deposición de excrementos de animales domésticos respecto a sus propietarios en lugares de tránsito peatonal se considera infracción leve, lo que, según esta ordenanza, podría conllevar una multa.

También sobre este tema aparece regulación en la ordenanza de seguridad y convivencia ciudadana, en concreto en el título cuarto, capítulo primero, referido a los animales de compañía. En este sentido, uno de sus artículos detalla las normas de conducta, y señala que las personas que conduzcan animales de compañía deberán impedir que éstos depositen sus deyecciones en las aceras, calles, paseos, jardines y, en general, en cualquier lugar destinado al tránsito de personas o juegos infantiles.

Obligados

La ordenanza marca que los responsables o propietarios de los animales están obligados a recoger «de inmediato» los excrementos sólidos que los animales depositen en la vía pública, debiendo limpiar la parte de la vía o lugar público que hubieran resultado afectados.

La concejala de Medio Ambiente, Montserrat Rodrigo, además añadió que esta campaña de sensibilización y educación cívica, se hará extensiva a diversos comercios de la localidad, a los que se les ofrecerá la posibilidad de mostrar en sus escaparates unos carteles con el mismo lema y motivo que las chapas que se instalarán desde el Ayuntamiento, con el fin de que la concienciación de los dueños llegue a todos los rincones de la localidad, y más teniendo en cuenta que muchos de ellos suelen ser los principales afectados por este tipo de conductas.

De hecho, cada año se reciben decenas de quejas sobre la existencia de heces de animales en aceras del municipio, quejas que también se suelen ver reflejadas en las redes sociales por parte de los vecinos más afectados.