El consumo interno y las ventas arrancan el año con crecimientos de dos dígitos y bajan las exportaciones

Botellas de vino para la exportación./Gráfico
Botellas de vino para la exportación.

La producción efectiva de Castilla y León se eleva un 6,9% en el primer trimestre del año, hasta los 11.206 millones, según el proyecto C-Intereg

LEONOTICIAS

El consumo interno tira con fuerza del comercio de bienes en Castilla y León y se convierte en colchón para el mal comportamiento de las exportaciones, lastradas por el sector del automóvil. El último informe del proyecto C-Intereg del Centro de Predicción Económica (Ceprede) recogido por Ical, refleja crecimientos de dos dígitos en el consumo de bienes dentro de la Comunidad así como en las ventas a otras autonomías desde Castilla y León.

En concreto, el comercio de bienes dentro de la autonomía alcanzó entre enero y marzo de este año, los 2.939 millones de euros, lo que supone un importante aumento respecto al dato del mismo periodo de 2018, del once por ciento.

Asimismo, en relación a las ventas desde la autonomía hacia otros destinos, cabe destacar que Castilla y León comercializó bienes con otras comunidades por valor de 4.641 millones de euros en el primer trimestre del año, que representan un crecimiento del 18,8 por ciento en su evolución interanual.

El estudio de Ceprede explica que en 2018, el comercio de bienes en España mostró un comportamiento positivo, aunque con una tendencia a la moderación a finales de año; pero en 2019 «se ha constatado una aceleración de los crecimientos, sobre todo, en el comercio intrarregional». Un contexto en el que se enmarcan los buenos datos de crecimiento de las ventas de bienes de la Comunidad, en España.

Malos datos exteriores

Este buen comportamiento del comercio de bienes dentro de las fronteras de Castilla y León y de España, contrasta con la merma de los intercambios internacionales. En concreto, las exportaciones de la Comunidad, durante los tres primeros meses del ejercicio, ascendieron a 3.627 millones de euros, lo que representa una contracción del 7,8 por ciento respecto a los datos de 2018.

En cuanto a las compras que efectuó la Comunidad, también contrasta la evolución en el mercado interior respecto al exterior. Así, las adquisiciones de bienes desde Castilla y León a otros territorios dentro de España, alcanzaron en los meses de estudio los 5.075 millones de euros, que suponen un alza del 8,4 por ciento en el último años. Por el contrario, las importaciones de otros países sumaron en los meses de análisis, 3.132 millones de euros, con una merma porcentual del 7,8 por ciento.

Cruzando las variables de compras y ventas, la balanza comercial de Castilla y León con otras autonomías registró un déficit de 434 millones de euros, lo que supone una mejora del 44 por ciento, respecto a los -775 millones que se contabilizaron en ese periodo de 2018.

La balanza comercial exterior siguió en superávit, con 495 millones de euros, aunque empeoró un 7,3 por ciento, respecto a los 534 millones en positivo que se registraron en 2018, por las mismas fechas. En conjunto, la balanza de las relaciones comerciales de Castilla y León, con otros países y autonomías, tuvo así un signo positivo en 61 millones de euros.

El estudio de Ceprede también aporta datos de la producción efectiva de Castilla y León durante los tres primeros meses del año, un dato que refleja la suma del comercio de bienes dentro de la propia autonomía, con el resto de España y con los mercados exteriores. En este sentido, el documento precisa que la suma de todas esas variables alcanzó entre enero y marzo los 11.206 millones de euros, lo que revela una subida del 6,9 por ciento respecto a los datos de un año antes.