Comienza el plazo de solicitud de ayudas de la PAC

Un agricultor realiza tareas de siembra con su tractor./Antonio Quintero
Un agricultor realiza tareas de siembra con su tractor. / Antonio Quintero

Entre las novedades para este ejercicio se incluye una lista de operaciones de riesgo que pretende «evitar la picaresca»

S. G.

Abierto el plazo hasta el próximo 30 de abril para pedir las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) que en 2018 percibieron un total de 66.295 agricultores y ganaderos de la región. El periodo de modificaciones para las solicitudes registradas durante ese periodo se prolongará hasta el 15 de mayo.

Entre las novedades aprobadas a finales del pasado año por el Consejo de Ministros, la técnico de UPA, Merche Plasencia, se refiere a una lista en la que se recoge la creación de condiciones artificiales y con la que se quiere facilitar el trabajo a la autoridad e informar a los solicitantes de las operaciones de riesgo para «evitar la picaresca». Por ejemplo, no se puede retirar una solicitud de la PAC una vez que se haya notificado una irregularidad.

Merche Plasencia aprecia que se «endurece un poco» la definición de agricultor activo para aquellos que están incluidos en la denominada lista negativa. «Para poder salir de esa lista, además de cumplir los requisitos de ingresos, a mayores, las personas físicas tendrán que estar dadas de alta en el SETA y las jurídicas tendrán la actividad agraria como principal objetivo de sus estatutos».

Recuerda además, que en el caso de los cultivos proteicos no serán admisibles aquellas parcelas que estén bajo contrato con semillistas o que a partir de este año habrá que declarar el destino de la producción de los cultivos proteicos, energéticos y las flores dejando claro si el uso es humano o animal. En el caso de las ayudas ganaderas hay un cambio que afecta a los jóvenes del sector vacuno o aquellos que se incorporen a la actividad y que podrán cobrar los derechos por los animales que estén en su explotación a fecha 30 de abril, con independencia de que hayan estado en los controles anteriores que están fijados en cuatro.

Tipos de vertido

Cristina Padilla, técnico de UCCL, se detiene en la normativa relativa a los purines que desde el pasado 1 de enero establece que para cumplir con la condicionalidad no se pueden aplicar ni con cañón, ni con plato ni con abanico (son las formas de verter el purín). «Parece que habrá una prórroga del plato y el abanico porque el año pasado no había maquinaria suficiente en el mercado pero hasta que no se publique no sabemos lo que pasará» y advierte que el incumplimiento puede llevar aparejada la penalización en el cobro de la ayuda.

Su percepción es que la PAC 2019 «no tiene la complejidad de 2015, la gente ya lo tiene más claro».