CCOO exige a la Junta cinco millones para equipar centros de FP y 1,5 millones para formación de trabajadores

CCOO exige a la Junta cinco millones para equipar centros de FP y 1,5 millones para formación de trabajadores

El sindicato celebra el miércoles 10 en las Cortes su segunda jornada sobre competitividad y digitalización desde 'El punto de vista jurídico laboral'

ICAL

El sindicato CCOO en Castilla y León advierte a la Junta de que el futuro del sistema productivo pasa por la digitalización y exige al Ejecutivo autonómico más implicación y un mayor esfuerzo económico, con líneas más potentes del Instituto para la Competitividad Empresarial de Castilla y León (ICE); cinco millones para modernizar los «obsoletos» equipamientos de los centros de FP y 1,5 millones en una convocatoria anual para formación en esta materia para todos los trabajadores.

La revisión del III Acuerdo Marco Industrial 2014-2020 está en marcha y el grupo sobre la industria 4.0, el único que lleva trabajando de forma efectiva desde julio, ya tiene sobre la mesa propuestas concretas de CCOO para avanzar en una materia que no se contemplo cuando se aprobó el documento hace cuatro años. «La Administración debe ser mucho más proactiva en esta materia y estar mucho más espabilada porque el riesgo es que nos acabemos convirtiendo en un desierto industrial y no nos lo podemos permitir», dijo a Ical la secretaria de Formación y Política Industrial de CCOO en Castilla y León , Carmen Álvarez.

La responsable sindical expuso a Ical, que ésta es la mesa más avanzada dentro de las negociaciones, y destacó la necesidad de cerrarla con un acuerdo importante porque las líneas de impulso a la digitalización, que se han puesto en marcha en los dos últimos años, son «escasas y con bajo presupuesto». Junto a este grupo de trabajo, el viernes se creó la mesa sobre responsabilidad social corporativa y en breve lo hará la de ADE Rural. El objetivo es que se revise todo el acuerdo antes de diciembre de este año, con presupuesto concreto y un sistema efectivo de seguimiento, según explicó.

Objetivo estratégico

La secretaria de Industria de CCOO advirtió de que si la digitalización se establece como objetivo estratégico, se debe diagnosticar de forma seria, por sectores, para definir qué medidas se pueden tomar para que las pymes se beneficien del proceso tecnológico. Un reto pasa, dijo, por establecer incentivos para promover el trasvase de digitalización entre empresas grandes y pequeñas. Así, defendió que la inversión de las multinacionales que se benefician de los apoyo a la I+D debe revertir de alguna manera en el territorio.

Álvarez expuso que las ayudas para I+D+i que son básicamente para las grandes compañías, por lo que es preciso, defendió, «vincular esas ayudas a que haya una transferencia a otras empresas del entorno», junto con una mayor cooperación con las universidades y centros de FP, «para que esa digitalización tenga un impacto mayor en el territorio».

Carmen Álvarez defendió que es preciso mejorar las líneas del ICE y dotarlas de más presupuesto «si este proceso es de verdad estratégico». Asimismo, más allá de la herramienta actual impulsada por el ministerio de autodiagnósitico, que es gratuita, los panes concretos cuestan, dijo, por lo que se debe incentivar un plan sectorial desde lo público para que las pequeñas empresas puedan incorporar estos procesos para para que puedan seguir prestando servios a las multinacionales.

Formación para ganar el futuro

La formación es una materia clave para CCOO en esta materia, ya que en la actualidad en las empresas «es de mínimos». En este sentido, el sindicato ha reclamado en el grupo de trabajo una partida anual de 1,5 millones de euros para formación de ocupados en digitalización, bases de datos, tratamientos, nuevos programas, entre otros. La idea es generar «un plan de choque de mejora generalizada en el que pueda participar cualquier trabajador». Asimismo, pidió que se refuercen estas especialidades en formación para desempleados.

En formación reglada, Carmen Álvarez advirtió de la necesidad de incentivar la oferta de las universidades en grados y máster relacionadas con esta materia. Asimismo, consideró básico implementar estos estudios en la Formación Profesional, pero razonó que para hacer atractivos los ciclos es preciso invertir en medio, porque los centros están «obsoletos». Así, pidió cinco millones de euros de inversión directa entre este año y el próximo en tecnologías y programas que eleven el «nivel tecnológico» de los centros en recursos y equipamientos, lo que contribuiría a su éxito, junto a la cooperación con las empresas.

Por último, sobre esos planes, Carmen Álvarez expuso que dentro de su propuesta sobre la gobernanza del proceso de digitalización, el reto es que los sindicatos estén presentes en la plataforma que se cree para su consecución, como la actual Aemetic, donde solo están las empresas representadas. Álvarez recalcó que deben estar presentes porque en estos momentos no existe control alguno sobre los procesos que se están llevando a cabo, sus consecuencias labores y la situación de los trabajadores por la brecha digital.

Jornadas de análisis

Álvarez recordó que CCOO está acompañando sus negociaciones con cuatro jornadas sobre «los desafíos, los retos y las amenazas de la digitalización de los sistemas productivos», que arrancaron el pasado 6 de junio, en el Muso de la Ciencia de Valladolid, con un análisis desde 'El punto de vista de las administraciones'; y proseguirán con la segunda cita el próximo miércoles 10 de octubre, en la sede de las Cortes de Castilla y León, con una visión desde 'El punto de vista jurídico – laboral'.

El secretario regional de CCOO en la Comunidad, Vicente Andrés, el viceconsejero de Economía de la Junta, Carlos Martín tobalina, y la directora de la Cátedra de Sindicalismo y Diálogo Social, Ana Murcia, abrirán la cita. La jornada contará con un panel de ponentes expertos con el catedrático de Derecho del Trabajo y de Seguridad Social de la universidad de Sevilla y expresidente de la Asociación Española de Derecho del trabajo y de la Seguridad Social, Jesús Cruz Villalón; el catedrático de Derechos del Trabajo y de la Seguridad Social de la universidad de vigo Jaime Cabeza Pereiro; y el economista adjunto a la Secretaría general de la Confederación Sindical de CCOO Bruno Estrada López, moderados por Ana Murcia.

Álvarez recordó que en el mes de octubre tendrá lugar un tercer panel sobre el ordenamiento laboral y sus desafíos para abordar la regulación de todas las nuevas realidades laborales que surgen en este contexto. Por último, se cerrará el ciclo en noviembre, con el sindicato como protagonista, su experiencia y su papel, objetivos y prioridades en los acuerdos territoriales de Diálogo Social, especialmente en el ámbito autonómico, sobre estas materias.

Contenido Patrocinado

Fotos