Castilla y León vacunará contra la gripe desde el 23 de octubre

Vacunación frente a la gripe en un centro de salud de Palencia./Antonio Quintero
Vacunación frente a la gripe en un centro de salud de Palencia. / Antonio Quintero

La Consejería de Sanidad insiste en los beneficios de la inmunización frente a esta enfermedad infecciosa

EL NORTE

El personal de enfermería de Castilla y León afronta la campaña de vacunación anual frente a la gripe y el neumococo que empezará el martes 23, según la orden por la que se regula esta medida de salud pública y que ha publicado el Boletín Oficial de Castilla y León. La campaña terminará el 14 de diciembre y los responsables de la Consejería de Sanidad recomiendan que se solicite cita previa para recibir la inmunización de forma escalonada

La vacunación es gratuita y desde la Consejería de Sanidad se anima al personal sanitario a informar sobre las ventajas que supone para los ciudadanos que están incluidos en los grupos de riesgo. Las personas inmunizadas ejercen, además, un efecto dique frente a la gripe, ya que al limitar el contagio entre individuos, dificultan la transmisión de enfermedades.

Está recomendada para la población que supera los 60 años y para pacientes con dolencias crónicas (pulmonares, cardíacas, renales, hepáticas, oncológicas, neuromusculares graves, diabéticos, inmunodeprimidos...) por debajo de esa edad, incluidas también mujeres embarazadas y personas con discapacidad o déficit cognitivo.

También personas con obesidad mórbida, residentes en instituciones cerradas, trabajadores sanitarios y de centros asistenciales; profesionales que desarrollen su tarea en servicios esenciales para la comunidad, como bomberos o policías, etc. A los anteriores colectivos se suman en la recomendación los trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente y personal educativo, especialmente de guarderías y de centros de Educación Infantil.

En total, se han adquirido 660.000 dosis con las que atender la campaña, de las que 450.000 corresponden a la unidades adyuvadas y 210.000, a las tetravalentes. En total, la Consejería de Sanidad ha destinado 3.193.944 euros al suministro vacunal, de los que 2.012.400 corresponden a las primeras y 1.181.544 euros, a las segundas.

La principal novedad es la incorporación de la vacuna tetravalente, con cuatro cepas gripales y cuyo propósito es cubrir todas las posibilidades de circulación del virus B de la gripe entre la población de hasta 64 años. Para las personas de 65 años y mayores, la vacuna recomendada sigue siendo la de tipo adyuvada con inmunogenicidad reforzada.

Durante la campaña pasada, 530.950 castellanos y leoneses accedieron a la vacuna frente a la gripe, el 21,80 % de la población.

 

Fotos