Castilla y León y Portugal destinan más de un millón a un proyecto transfronterizo de patrimonio cultural

Castilla y León y Portugal destinan más de un millón a un proyecto transfronterizo de patrimonio cultural

Las acciones se están llevando a cabo en enclaves de Zamora, Salamanca, León, Valladolid y la Región Norte de Portugal

ICAL

La Junta de Castilla y León y el Gobierno de Portugal destinan más de un millón de euros al proyecto de cooperación transfronteriza 'Patrimonio Cultural en Común' que pretende poner en valor las características comunes, a nivel cultural, de la Región Norte del país luso y de las provincias del oeste de Castilla y León.

Así lo explicó esta mañana el director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Gumersindo Bueno, durante la clausura de las jornadas sobre paisajes culturales celebrada en la Universidad de Salamanca en el marco del proyecto transfronterizo común, informó la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta.

Bueno destacó que la visión conjunta de este territorio, el intercambio de criterios y experiencias, la realización de análisis comparativos y la consecución de acciones conjuntas, «son fundamentales en el desarrollo de las actividades y van a permitir alcanzar el objetivo general de proporcionar a las comunidades de ambos territorios un recurso para su desarrollo social, cultural y económico».

El proyecto se estructura en cuatro apartados de actividades: patrimonio arqueológico, pinturas murales, caminos jacobeos y paisajes culturales. Su ejecución se inició en el año 2018, continuando en el 2019, con una posible prórroga en el próximo año, y la inversión global por ejercicio económico es de algo más de quinientos mil euros, dando un total de más de un millón de euros.

Las acciones relativas al patrimonio arqueológico están desarrollando proyectos de investigación sobre los monumentos megalíticos y castros de la Edad del Hierro más relevantes de este área geográfica, especialmente de las provincias de Salamanca y Zamora, con la realización de prospecciones, excavaciones, consolidación de estructuras, señalización de recursos y edición de documentación de difusión.

El apartado referido a la pintura mural se centra en el conjunto de obras del siglo XVI, que se hicieron en Portugal y España, reuniendo similares características iconográficas y estéticas en ambos territorios. Los trabajos se han centrado en la valoración de este hecho histórico, en las labores de catalogación y estudio, en el diagnóstico de su estado de conservación, en su señalización y actividades de difusión.

Las actuaciones en el Camino de Santiago abordaron el diagnóstico del estado de conservación y la elaboración de propuestas de conservación preventiva y sostenible de los monumentos ubicados en las diversas rutas jacobeas históricas, la accesibilidad física a los mismos y la documentación de alguno de los conjuntos de estructura viaria, como el caso de La Calzada de Béjar.

Por último, en el apartado de paisajes culturales, el director general de la Junta destacó los paisajes mineros ubicados en las diferentes provincias, pero especialmente en la provincia de León, en la que se está desarrollado en la actualidad un estudio específico sobre la minería.

En la provincia de Zamora los trabajos se están enfocando en los paisajes agrarios de Aliste y Sayago, en los que se destaca la organización del territorio y la arquitectura tradicional, mostrando su valores materiales e inmateriales y a la vez la necesidad de estrategias de sensibilización para su preservación.

En Salamanca, los trabajos se focalizan en el patrimonio construido de Los Arribes y comarcas limítrofes, analizando las características de su arquitectura tradicional y los vínculos que tienen determinadas comarcas con Portugal. Un proyecto novedoso es un estudio actualmente en ejecución de los hitos, piedras y enclaves sagrados que ofrece una visión antropológica de la interrelación del hombre con el medio natural y su capacidad de elaborar referentes y mitologías.

Por otro lado, el director dio a conocer el desarrollo del Libro Blanco de Enclaves de Interés Cultural, en el que se recogen estrategias de actuación de cara a su documentación y conservación, así como la progresiva catalogación por parte de la Consejería de Cultura y Turismo.