Castilla y León necesitará unos 26 años para completar el desarrollo de infraestructuras autonómicas prioritarias

Construcción de una carretera en León./Gráfico
Construcción de una carretera en León.

La patronal de las constructoras reclama proyectos por 2.185 millones y advierte de que la consolidación fiscal aumenta la brecha inversora con Europa

El Norte
EL NORTEValladolid

Castilla y León necesitará unos 26 años para completar el desarrollo de sus infraestructuras prioritarias, entre las que figuran los grandes ejes viarios todavía pendientes para vertebrar la Comunidad, así como corredores interurbanos y dotaciones vinculadas con el medio ambiente y el ciclo del agua.

Ahora que Europa confirma que España abandonará el próximo mes el procedimiento abierto hace más de diez años por déficit excesivo, la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, conocida como Seopan, advierte de que la consolidación fiscal puede aumentar la brecha inversora con los países del entorno europeo.

Por ello, las grandes constructoras vuelven a poner sobre la mesa su catálogo de infraestructuras prioritarias, un listado de grandes actuaciones, con rentabilidad social y económica, que presentaron en 2017 con el objetivo de impulsar obras con inversión privada, mediante fórmulas de colaboración público privada o concesiones que incorporaran la construcción y su mantenimiento.

Seopan cifró en 2.185 millones el coste de las actuaciones, titularidad de la Comunidad, que podrían tener viabilidad para la inversión privada. De esta cantidad, la mayoría, 1.423 millones, se corresponden con vías interurbanas, entre las que figuran las autovías pendientes, variantes de población, así como conexiones entre provincias y núcleos de población.

Por comunidades

También contempla 366 millones para actuaciones del ciclo del agua en la Comunidad y 396 y 396 millones para las vinculadas con obras mediambientales. Para todo ello, los cálculos de las grandes constructoras, indican que hasta 2045, es decir, hasta que no transcurran seis legislaturas autonómicas, no se habrán concluido. No obstante estos 26 años son 12 menos que la media de todas las comunidades.

En conjunto, para todas las autonomías, Seopan propone unas inversiones totales de 49.217 millones, de los que 14.901 son para metro y tranvía; 13.637, para ferrocarriles convencionales; 8.794 para vías interurbanas; 7.093 para proyectos 'verdes', 3.591 para el agua y 1.201 para carreteras urbanas.

Por comunidades, las que presentan para Seopan un mayor montante de inversión autonómica son: Andalucía (17.311 y 95 años), Cataluña (5.639 y 61 años) y Madrid (5.149 y 22 años). En el lado opuesto se sitúan Navarra (141 y cuatro años), Asturias (289 y 13 años), La Rioja (346 y 62 años), Islas Baleares (405 y 16 años), Murcia (468 y 26 años) y Cantabria (577 y 37 años).

Limitaciones presupuestarias

La patronal de las grandes constructoras consideran que la consolidación fiscal, para la reducción del déficit público en España, se ha centrado en la reducción de la inversión publica, situándola actualmente en niveles de «mínimo histórico».

Entre 2018-2010 se ha reducido el gasto público en 6,2 puntos porcentuales del PIB, representando el recorte de inversión pública el 48 por ciento de dicha reducción (tres puntos). Representatividad de la inversión pública en el PIB: en 2017 y 2018 se situó en el dos y 2,2 por ciento del PIB respectivamente, próximo a los niveles de 1980.

De esta forma, la reducción en términos reales se situó en España en unos 30.900 millones al año menos que en 2007 (-53 por ciento). Respecto del máximo de la serie (56.900 millones en 2009 en España, la inversión pública se ha reducido un 57 por ciento.

Además, constató una «peor» ejecución presupuestaria de los dos mayores ministerios inversores en su gestión directa, Fomento, con un 94 por ciento (1.717 millones de de 1.832 en total) y para la Transición Ecológica, con un 65 por ciento (434 millones de 664).