Castilla y León incrementa un 12% los trabajadores menores de 25 años en 2018, hasta los 43.000 jóvenes

Una joven trabaja en la industria./
Una joven trabaja en la industria.

La formación es determinante a la hora de acceder a un empleo al estar la tasa 30 puntos por encima (75,2%) entre quienes poseen estudios superiores y los que carecen de ellos (42,6%)

LEONOTICIAS

Los profesionales menores de 25 años en Castilla y León aumentaron un 12 por ciento respecto al año anterior, situando la tasa de ocupación en el 74,5 por ciento, la cuarta más alta de España. Esta tasa ha registrado el volumen más elevado de los últimos diez ejercicios y en España se sitúa en el 66,5 por ciento tras cinco ejercicios consecutivos de crecimiento, según un estudio de Randstad.

Aún así, el nivel de ocupación de jóvenes aún se encuentra lejos de países del entorno como Portugal (79,8 por ciento) o Francia (78,9 por ciento), y España sólo supera los datos de Italia (65,3 por ciento) y Grecia (56,4 por ciento) en Europa. La formación es determinante a la hora de acceder a un empleo, tal y como reflejan la tasa entre quienes cuentan con estudios superiores (75,2 por ciento), 30 puntos por encima de quienes tienen únicamente formación primaria (42,6 por ciento).

Randstad ha detectado que la tasa de ocupación de los trabajadores menores de 25 años en Castilla y León es la más elevada de la última década, con un 74,5 por ciento. Si se analiza la serie histórica se observa que, tras alcanzar la segunda tasa de ocupación más elevada en 2008 (73,8 por ciento), este indicador del mercado laboral descendió seis años de manera consecutiva hasta registrar la menor en 2014 (46,6 por ciento), para luego crecer durante seis ejercicios consecutivos hasta 2018. De hecho, en este último año, se alcanzó la tasa de ocupación más alta del periodo estudiado.

En esta línea, Castilla y León es la cuarta región con la mayor tasa de ocupación entre los jóvenes y el análisis pone de manifiesto que Baleares es la comunidad líder en este campo ya que el 77,3 por ciento de los jóvenes insulares se encuentra actualmente con empleo. Le siguen Euskadi (77 por ciento); Navarra (76,6 por ciento); Castilla y León (74,5 por ciento), Asturias (72,4 por ciento); Cataluña (72,3 por ciento); La Rioja (71,3 por ciento); Aragón (71,2 por ciento); y Galicia (70,2 por ciento). Por encima de la media nacional (66,5 por ciento) también se encuentran Madrid (69,6 por ciento); Comunitat Valenciana (66,9 por ciento) y Murcia (66,7 por ciento).

En el lado contrario, las comunidades autónomas de Cantabria y Canarias se sitúan por debajo de la media nacional, con el 65,1 por ciento y el 62,6 por ciento, respectivamente. Alejándose de la media nacional, les siguen Castilla-La Mancha (58,2 por ciento), Andalucía (54,9 por ciento) y Extremadura (49,7 por ciento).

Además, Randstad destacó que la tasa de jóvenes ocupados menores de 25 años ha aumentado en todas las regiones en el último año, a excepción de Aragón con una reducción de 2,8 puntos porcentuales. El crecimiento más destacable se ha dado en Asturias (18,9 puntos), seguida de Baleares (6,9), Comunidad Valenciana y Castilla y León (ambas con 6,6).