Castilla y León compra el primer lote de 50.000 vacunas tetravalente contra la meningitis

Milagros Marcos, portavoz de gobierno de Castilla y León./Leticia Pérez
Milagros Marcos, portavoz de gobierno de Castilla y León. / Leticia Pérez

La comunidad fue la primera en incluir en su calendario oficial la vacunación sistemática infantil, a los 12 meses y a los 12 años

ICAL

La Junta de Castilla y Leónha aprobado en el Consejo de Gobierno la partida presupuestaria de 1,67 millones para el suministro de 50.000 dosis de la vacuna tetravalente frente a la enfermedad meningocócica invasiva causada por Neisseria miningitidis de los grupos A, C, W-135 e Y, según informó la portavoz y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos.

La Comunidad, recordó la Junta, fue la primera en incluir en su calendario oficial la vacunación sistemática infantil, a los doce meses y a los doce años, frente a estos cuatro serotipos de la bacteria causante de meningitis.

La meningitis es una enfermedad contagiosa que puede ser producida por virus, más frecuente y leve o por una infección bacteriana muy agresiva, generalmente denominada meningococo. Esta vacuna ACWY tetravalente protegen contra los cuatro serotipos de la bacteria que provocan meningitis a la vez.

La adquisición de estas 50.000 unidades de la tetravalente infantil frente a los meningococos A, C, W-135 e Y, que protege a la vez frente a esos cuatro serotipos de la bacteria Neisseria miningitidis, se ha presupuestado en 1,67 millones de euros y una duración anual para este contrato de suministro.

Medicamentos

Asimismo, el Gobierno autonómico aprobó una inversión de 942.506,83 euros para la adquisición de los medicamentos Filgrastim, Interferón Beta 1A y 1B, Peginterferón Alfa 2A y Peginterferón Beta 1A con destino al Complejo Asistencial Universitario de Burgos. Estos fármacos se emplean, fundamentalmente, para fortalecer el sistema inmune de los pacientes cuyas defensas se están viendo debilitadas por tratamientos médicos o enfermedades.

El Filgrastim se usa, por ejemplo, para disminuir las posibilidades de infección en las personas que están pasando por determinados procesos oncológicos que requieren quimioterapia y que, como consecuencia del tratamiento, pueden tener menos neutrófilos (células sanguíneas que combaten la infección) de lo normal. Asimismo el Interferón Beta 1A y 1B se emplea para mejorar el funcionamiento del sistema inmune y la calidad de vida de los pacientes con esclerosis múltiple; enfermedad que puede causar debilidad, entumecimiento, adormecimiento, pérdida de la coordinación muscular y problemas de visión, habla y control de la vejiga.

Por otro lado, el Peginterferón Alfa 2ª se utiliza para el tratamiento de la hepatitis B crónica. Y el Peginterferón Beta 1ª se administra a aquellos ciudadanos que tienen formas de recaída-remisión de esclerosis múltiple.

En total, se suministrará al hospital burgalés con 13.630 unidades de todos estos medicamentos. Los fármacos se adquirirán mediante el sistema de compra centralizada del Sistema Regional de Salud, con el fin de agilizar los procesos de contratación y mejorar los precios de compra de los mismos.

Rehabilitación

También, la Consejería de Sanidad destinará un presupuesto de 933.679 euros a la contratación de 2.158 procedimientos de rehabilitación para las personas que sean atendidas en los centros vallisoletanos. Se dividen en 934 procedimientos de rehabilitación ambulatoria, 128 de rehabilitación domiciliaria y 1.096 de rehabilitación de lenguaje, habla, voz y audición.

Todo ello, según la Junta, con el objetivo de mantener la lista de espera en unos niveles «aceptables», mejorar la satisfacción de los ciudadanos y garantizar la continuidad de los cuidados.

Control cardiaco

Asimismo, se destinará 356.276 euros a la compra de marcapasos, registradores de eventos, desfibriladores y electrodos implantables. Todo este instrumental se utilizará para cubrir las necesidades propias del funcionamiento diario de las los servicios asistenciales que tratan a ciudadanos con problemas sanitarios de carácter cardiológico en el Área de Salud de Soria.

Algunas de las acciones para las que se utilizará el material adquirido son, por ejemplo, el control y análisis de constantes de los pacientes ingresados o que han sido sometidos a una intervención quirúrgica. También se empleará para abordar posibles paradas cardiorrespiratorias o para regular, mantener y vigilar a la frecuencia cardíaca de las personas que así lo requieran y que ya hayan sido dados de alta en su centro asistencial.