La ola de calor da un pequeño respiro y desaparece la alerta naranja en Castilla y León

Un hombre se refresca en una fuente de la Playa Moreras de Valladolid./Henar Sastre
Un hombre se refresca en una fuente de la Playa Moreras de Valladolid. / Henar Sastre

Segovia, Ávila y Arenas de San Pedro no bajaron de los 20 grados durante esta madrugada

EL NORTEValladolid

La ola de calor da este domingo un ligero respiro en Castilla y León con un descenso de las temperaturas de entre tres y cuatro grados y la desaparición de las alertas naranja, aunque permanece el aviso amarillo en cinco de las nueve provincias.

En concreto, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene la alerta amarilla -riesgo- en las provincias de Burgos -excepto en el norte-, Soria, Segovia, Valladolid y Zamora, pero no en Palencia, León, Salamanca y Ávila, donde hay dos incendios activos.

Mañana se espera que las temperaturas máximas desciendan ligeramente en toda la comunidad

Las temperaturas máximas que se prevén en el día de hoy son de 38 grados en Aranda de Duero y el Burgo de Osma, los 37 en Burgos, Miranda de Ebro o Cuéllar y los 36 en Valladolid o Palencia, si bien en toda la comunidad se superarán los 36 grados.

En cuanto a las mínimas de esta pasada madrugada estuvieron en Aguilar de Campo (12 grados), aunque en Segovia no bajaron de 23, en Ávila de 22 y en Arenas de San Pedro de 21 grados.

El lunes se espera que las temperaturas máximas desciendan ligeramente y de manera generalizada en toda Castilla y león, siendo más notable en el noreste y la zona centro. Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios o en ligero descenso.