Barcones ve al PSOE «fuerte y unido» para afrontar los próximos procesos electorales «con los deberes hechos»

La delegada de Gobierno, Virginia Barcones./Concha Ortega
La delegada de Gobierno, Virginia Barcones. / Concha Ortega

La delegada del Gobierno lamenta que el PP anteponga «la ideología a los ciudadanos» por alegrarse del rechazo a los presupuestos

ICAL

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, estimó que el PSOE es un partido «fuerte y unido» que está en condiciones de acudir a las próximas citas electorales, tanto las generales de abril como las locales y autonómicas de mayo, «con los deberes hechos» y «con un proyecto claro de país» y también de Comunidad, con el fin de que España «siga avanzando». Después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara un adelanto electoral para el próximo 28 de abril, Barcones dijo sentirse orgullosa de haber formado parte de un Gobierno que «ha recuperado a las personas en el centro de la acción política».

Según la delegada del Gobierno, los socialistas de Castilla y León tienen muy claro que la Comunidad «necesita un cambio» después de más de tres décadas de políticas de derechas que han conducido a Castilla y León a ser el territorio «que más población pierde en toda España» porque ha habido «muchas cosas que no se han hecho bien». Para Barcones, los castellanos y leoneses necesitan «un gobierno de cambio» que trabaje para «avanzar y mirar hacia el futuro», por lo que instó a los ciudadanos a que sean ahora quienes se expresen al respecto.

Barcones hizo balance de los ocho meses del PSOE al frente del Gobierno, un tiempo en el que recordó la aprobación de más de un millar de medidas «que han mejorado la vida de los ciudadanos» por parte del Consejo de Ministros, como el Salario Mínimo Interprofesional, la revalorización de las pensiones o el incremento del salario a los funcionarios. «Son buena prueba del objetivo del Gobierno de recuperar a las personas» insistió la delegada del Gobierno.

Sin embargo, lamentó que otras medidas hayan quedado «por el camino» como consecuencia del «no de las derechas» de un PP «cada vez más radicalizado» que ha dado la mano a los independentistas para rechazar «medidas importantísimas» recogidas en los presupuestos. Después de que la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, se felicitara ayer por el rechazo a las cuentas, Barcones dijo encontrar una única explicación a esa postura, algo que atribuyó a que el PP «antepone la ideología a los ciudadanos de esta Comunidad».

Ante esta reacción, Barcones se preguntó cómo se podía decir no a unas cuentas que suponen «mucho más dinero» para la Comunidad con unos presupuestos «Muy buenos» para la Comunidad, en especial para una provincia como Soria. «Después de años y años de negación de inversiones, teníamos encima de la mesa unos presupuestos que incrementaban un 50 por ciento las inversiones para la provincia» y que «desatascaban» temas que llevaban muchos años en el cajón como la cárcel, el centro de referencia estatal o las infraestructuras, con el impulso a la autovía del Duero o la recuperación del tren.

La despoblación es otro de los problemas principales de la provincia de Soria, y en relación a la estrategia nacional que estaba previsto que se diera a conocer el próximo mes de abril, Barcones consideró que se podrá presentar porque «hay mucho trabajo avanzado» y el proyecto está «casi concluido» a falta de que se limen algunos aspectos relacionados con la fiscalidad.

Con la convocatoria electoral ya sobre la mesa, Barcones aclaró que no es momento para hablar de cuál podría ser su futuro político, y estimó que serán ahora los ciudadanos quienes tengan que decir lo que quieren, aunque garantizó que los socialistas trabajarán «hasta el último momento» por resolver los problemas de los ciudadanos.