Los alumnos que más ayuda reciben de sus padres obtienen peores resultados en el colegio

Los alumnos que más ayuda reciben de sus padres obtienen peores resultados en el colegioGráfico

Realizar tareas escolares frecuentemente mejora los resultados académicos tanto en Primaria como en Secundaria

ÁLVARO GARCÍA
ÁLVARO GARCÍALeón

Ayudar a los hijos con los deberes puede empeorar su rendimiento en la escuela. Esta es la conclusión que se desprende de un resumen ejecutivo elaborado por la Consejería de Educación a partir de las evaluaciones realizadas a los alumnos de sexto de Educación Primaria y cuarto de Secundaria, durante el curso 2016-2017.

En el informe, el rendimiento de los escolares se divide por las diferentes competencias de las que se realizan pruebas, comunicación lingüística, matemáticas, y ciencia y tecnología. En la primera, los alumnos que reciben ayuda de sus padres tienen una diferencia en el rendimiento de 40 puntos respecto a los que tienen una menor implicación de los progenitories. Esta diferencia es menor en matemáticas, 38 puntos, mientras que en ciencia y tecnología, la influencia de la ayuda de las familias en el rendimiento de sus hijos es muy baja, de 13 puntos de diferencia.

Del estudio se desprende también que casi cuatro de cada diez padres ayudan diariamente a sus hijos a hacer los deberes, frente a un 20 por ciento que no los ayuda nunca o casi nunca. Por contra, el interés de los padres que preguntan diariamente por el trabajo de sus hijos en la escuela sube hasta un 92%.

Además que los estudiantes realicen deberes de manera frecuente supone una mejora en los resultados académicos. En el último curso de Primaria, los alumnos que realizan tareas escolares habitualmente obtienen aproximadamente 37 puntos más en competencia lingüística que los que no lo hacen. En matemáticas, la relación es de cerca de 26 puntos respecto al rendimiento entre los que más deberes tienen y los que menos. La mayor diferencia en el rendimiento escolar se encuentra en ciencia y tecnología que asciende hasta los 45 puntos aproximadamente.

Rendimiento en Secundaria

El informe compara también el rendimiento medio de los alumnos de Educación Secundaria en relación al tiempo que invierten en realizar sus tareas. En el caso de los estudiantes de cuarto de ESO, las competencias son mayores que en Primaria. Las pruebas de evaluación se realizan en competencia lingüística en español e inglés, en matemáticas académicas y aplicadas, y en competencia cívica-social.

En competencia lingüística en español, la diferencia entre los que dedican más tiempo y los que menos invierten es de cerca de 35 puntos. Esta diferencia aumenta en inglés con 52 puntos. En matemáticas académicas la variación en el rendimiento de los alumnos que realizan tareas escolares y los que no es de casi 38 puntos. Por contra, en lo que se refiere a las aplicadas, el informe refleja la menor variación, de 14 puntos aproximadamente. Finalmente, en competencia cívica-social hay una variación de 42 puntos.

En lo que se refiere a las horas diarias que invierten en realizar tareas escolares, más de la mitad de los escolares de Primaria dedican entre una y dos horas, frente al 16 por ciento de los alumnos de Educación Secundaria que invierten tres horas diarias al estudio.

Respecto a la satisfacción de los alumnos con los profesores, el 57 por ciento de los alumnos de Primaria considera que a los maestros se les da bien explicar. Esta satisfacción disminuye en entre los estudiantes de Secundaria, solamente un 26 por ciento cree que la información que reciben por parte de los profesores es buena.

Contenido Patrocinado

Fotos