Las agencias de colocación que cooperan con el ECyL logran insertar a uno de cada tres desempleados que atienden

Rocío Lucas destaca lo «positivo» de estos programas, que llevan dos convocatorias desde 2015 con un desembolso de cinco millones cada una

LEONOTICIAS

La cooperación público privada para la inserción laboral de parados entre la Junta y las agencias de colocación que arrancó en el año 2015, con dos convocatorias hasta la fecha, está dando sus frutos, ya que uno de cada tres parados que recibe atención logra alguna inserción en el mercado laboral. Los datos facilitados a Ical, por la gerente del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL), Rocío Lucas, apuntan a un grado de inserción en la programación de 2015 del 34 por ciento; un porcentaje que, dijo, se mantendrá en la de 2016, aunque las cifras no están cerradas porque se ha desarrollado hasta marzo de 2017.

La gerente del ECyL destacó que en términos generales el balance es positivo y defendió la utilización de esta fórmula, siempre dentro de un equilibrio, en el que prime el servicio público y en el que también formen parte los agentes económicos y sociales, como hasta ahora. Cada parte debe jugar su papel, sentenció.

En concreto, las dos programaciones salieron con tres contratos cada una, uno para las provincias de Ávila, Palencia y Valladolid; otro para León, Zamora y Salamanca; y un tercero para Burgos, Soria y Segovia. La primera tuvo una duración de ocho meses, de abril a noviembre de 2015, y el ECyL envió a las agencias a 15.000 demandantes, un 15 por ciento perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía; un 25 por ciento de menores de 25 años; y un 60 por ciento de inscritos de tres a seis meses. El resultado fue de 6.595 demandantes atendidos, de los que 2.246 logró alguna inserción laboral, el 34 por ciento. Asimismo, los parados con inserciones de seis a ocho meses alcanzaron los 487.

En cuanto a la segunda programación, los tres contratos, adjudicados el 16 de junio de 2016, con desarrollo entre el 5 de octubre la 6 de marzo de 207, supusieron el envío de 4.500 demandantes; con un 13,15 por ciento de perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía; un 25,6 por ciento de mayores de 55 años; un 50,75 por ciento de inscritos de tres a seis meses; y un 10,5 por ciento de parados de larga duración. Los demandantes atendidos fueron 2.183 y a enero se habían insertado 52, con 62 contratos; y aún se desconocen las contrataciones de seis a ocho meses, ya que aún no ha transcurrido ese tiempo desde su cierre.

Diez millones de financiación finalista

Las dos programaciones contaron con una financiación finalista del Gobierno central de unos cinco millones de euros para cada una, una cuantía que Lucas espera que se mantenga para la convocatoria de este año, aunque están a la espera de que les convoque el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Dos empresas lograron los tres lotes de cada programación en la licitación pública que sacó la Junta, en la que primó fundamentalmente el criterio de inserción y de territorio, ya que no todas las reconocidas dentro del catálogo ministerial tienen capacidad para llegar a los parados de las nueve provincias de Castilla y León, como explicó la gerente.

Lucas destacó que estas agencias se comprometen en su oferta a alcanzar un porcentaje concreto de inserción, bajo unos mínimos establecidos para concursar. Además, dependiendo de la calidad de la contratación que logren (tres meses, seis meses o más); y la dificultad que presenta los colectivos, que tienen unas características muy específicas, así es después la liquidación del contrato por parte de la Administración regional.

Unas agencias lideradas por el ECyL

Lo que si dejó claro, es que la agencias de colocación están lideradas por el Servicio Público de Empleo, y su objetivo es la prestación complementaria y personalizada de servicios, programas y medidas orientadas a promover la inserción laboral y potenciar la estabilidad y calidad en el empleo todo ello dentro del marco normativo establecido en un acuerdo marco de junio de 2014, que se ha ido prorrogando. La atención prestada por las Agencias de Colocación es una de estas estrategias vinculadas a mejorar la empleabilidad de nuestros trabajadores, sentenció.

Rocío Lucas resaltó que las agencias de colocación desarrollan medidas siempre bajo la tutela del Servicio Público de Empleo, que implican actuaciones de orientación, intermediación, ayuda en la búsqueda de empleo, captación de ofertas de trabajo, promoción de candidatos y aquellas otras que sean necesarias para alcanzar el objetivo de la inserción efectiva del candidato.

Actuaciones directas e indirectas

Lucas insistió en que para conseguir la mejora de la empleabilidad y una mayor inserción laboral en Castilla y León, el Servicio Público de Empleo desarrolla de manera directa actuaciones para el fomento y el mantenimiento del empleo, actuaciones para que la persona adquiera la cualificación que le permita acceder a un puesto de trabajo y para que el empleo se realice con seguridad, y con plena igualdad en acceso y desarrollo.

Asimismo, agregó que de manera indirecta y complementaria a la ejecución de estas medidas, apuesta por la colaboración, bajo el liderazgo del ECyL, con otros agentes intervinientes en el mercado laboral vinculados a la creación de empleo. Así, constató que son muchas las entidades públicas o privadas, que centran su actividad en la atención a los desempleados, en la cualificación y en la búsqueda de empleo.

Además de la atención personalizada prestada en las Oficinas de Empleo, los itinerarios de empleo desarrollados por los Agentes Sociales y Económicos, o la atención por Agencias de Colocación, se convierten así en ejes complementarios de ayuda a la empleabilidad, dijo.

En este marco de colaboración, durante el año 2016, Lucas precisó que el número global de servicios que el ECyL, con medios propios o a través de sus entidades colaboradoras, impartió el año pasado, fue de 315.627, que se traducen en 169.148 usuarios atendidos.

La colaboración entre todos los agentes económicos y sociales con competencias laborales debe ser, y de hecho lo es, una práctica de éxito para evitar duplicidades y para sumar sinergias que caminen hacia el cumplimiento del objetivo de la mejora de la ocupación, sentenció.

Por último, rechazó que se puedan comparar los datos de inserción del ECyL con los de estas agencias. Al respecto, expuso que si se tiene en cuenta únicamente a las personas atendidas, el ECyL alcanzaría el 22 por ciento, pero se trata también de un porcentaje erróneo, porque muchas inserciones de gente que recibe servicios de la Junta, como formación, no se comunican, por lo que el porcentaje en la práctica podría ser mayor desde los público frente a lo privado. Otra cosa, dijo, son los bajos porcentajes de inserción sobre el conjunto de ofertas.