CGT estima un ahorro de 41 millones anuales en la reversión de aulas concertadas a la red de enseñanza pública

En León se refieren 73 de Infaltil y Primaria, 23 de Secundaria y dos de Bachillerato | El sindicato inicia una campaña esta semana en contra de los centros concertados en educación y plantea un decálogo con su «paralización automática»

La Federación de Enseñanza del sindicato CGT estima un ahorro de 41 millones de euros anuales con la reversión de 1.100 unidades concertadas de Primaria, Secundaria y Bachillerato a la red de enseñanza pública de la Comunidad, y arranca esta semana una campaña en contra de los conciertos en educación con un decálogo en el que pide su «paralización automática».

La campaña, como explica en un comunicado, coincide con la apertura este mes del plazo para la renovación de los conciertos educativos o para la solicitud de otros nuevos durante un periodo de seis años. Además, da a conocer un estudio realizado por la sección de enseñanza del sindicato en el que cuantifica el ahorro derivado de la reversión de las plazas.

Según el estudio, que incide en la reducción de plazas públicas mientras aumentan las concertadas, se podrían evitar 1.100 unidades concertadas si se cubriera la oferta de los centros públicos en función de las vacantes que había al inicio del curso. Con la aplicación de la ratio LOMCE, serían 550 de Infantil y Primaria, cerca de 300 de Secundaria y 240 de Bachillerato.

Así, refiere que en León serían 73 de Infantil y Primaria, 23 de Secundaria Obligatoria y dos de Bachillerato; en Valladolid, 104 unidades de Infantil y Primaria, 31 de Secundaria Obligatoria y más de 50 de Bachillerato; en Segovia 31 de Infantil y Primaria y 18 entre Secundaria y Bachillerato; en Burgos 50 de Infantil y Primaria, 35 de Secundaria y 33 de Bachillerato; y en Zamora 57 de Infantil y Primaria, 25 de Secundaria Obligatoria y 12 de Bachillerato.

CGT advierte de que como el coste por aula concertada y año se determina por el BOE y asciende a 37.448,07 euros el ahorro derivado de la no concertación de las aulas estrictamente innecesarias supondría en torno a los 41 millones de euros. Además, subraya que en países como Francia, Alemania, Italia o Finlandia la educación pública supone el 89 por ciento y en España es el 67 por ciento.

En el marco de la campaña No a los conciertos en educación, el sindicato convoca una concentración el miércoles, 18 de enero, a las 19 horas, en el CEIP García Quintana de Valladolid, y en Burgos en la Plaza del Cid.

En su decálogo, recoge la paralización inmediata de los conciertos en el sexenio 2017-2023, la reversión de los conciertos actuales, el incremento de la inversión pública hasta el 7 por ciento del PIB, la eliminación automática de los conciertos en los centros que segreguen por sexo, un reparto equitativo del alumnado, eliminación del distrito único, fiscalización y auditoría de los ingresos en esos centros, matriculación centralizada, eliminación del área de religión y eliminación progresiva de las subvenciones.